Ciudad de México, 15 de abril de 2019.- El propio Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, puso en evidencia a las empresas gasolineras más careras en el país, tales como, Shell, G500, FullGas, Exxon Mobil, Total, Repsol y Walmart.

Fue un ejercicio informativo inédito en el país y con la intención de presionar los precios a la baja. En la conferencia matutina, el Presidente mexicano y su Secretaria de Energía, Rocío Nahle, exhibieron a las empresas que venden más caros los combustibles. La mayoría son extranjeras.

Andrés Manuel López Obrador ha dicho que si los precios no bajan está dispuesto a abrir puntos de venta directa a los consumidores para obligar a que las empresas ajusten el precio. Ayer dijo que los privados reciben el litro en 16 pesos, pero la están vendiendo por encima de los 20. Mantener los precios bajos fue una promesa de López Obrador durante la campaña presidencial de 2018.

Indicó que la CRE tenía un sistema de información que fue suspendido en los últimos días, se reinició y ahora se está actualizando. Informó que la Profeco también está realizando un levantamiento de información en las estaciones.