La polarización genera violencia, lo cual es la negación de la democracia: Lorenzo Córdova Vianello

168

El éxito del proceso electoral en curso depende, en gran medida, de que los actores asuman su responsabilidad democrática para evitar que la confrontación política se traduzca en una polarización que desate pulsiones violentas como las que se vivieron en Estados Unidos, aseguró el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

“Lo que ha pasado en los Estados Unidos es una advertencia, clara y contundente, de que a la democracia o se le cuida o se puede agotar, se nos puede esfumar entre las manos de una manera mucho más sencilla y no por ello menos dolorosa de lo que podemos suponer”, afirmó.

Al dictar la conferencia magistral “Los Retos de la Democracia Mexicana. Elecciones 2021”, organizada por el Instituto Electoral de Coahuila, advirtió del reto que supone la evidente polarización y el encono social que enfrenta nuestro país y que genera un efecto lesivo, disruptivo y antidemocrático preocupante.

Quien piense que lo de Estados Unidos es solamente responsabilidad de un actor político está en un error. Lo que ocurrió ayer es resultado de años de encono, de confrontación que se llevó al extremo y que corre el riesgo claramente de volver nugatoria a la democracia”, dijo.

Frente a ello anticipó el riesgo que supone negar el contexto de polarización que prevalece en una sociedad cada vez más decantada en bloques que se contraponen, se niegan y se descalifican sistemáticamente, ya que ello forma parte de la lógica misma de la polarización.

“No ayuda en nada a nadie negar lo que es evidente, quien diga que no estamos viviendo un contexto polarizado está utilizando esa negación, paradójicamente, para incrementar la polarización que hay”, apuntó el Consejero Presidente.

Córdova Vianello, señaló que exacerbar las diferencias y la confrontación al interior de una sociedad es “jugar a una especie de aprendiz de brujo; es una forma de desatar pasiones y pulsiones violencias que pueden poner en riesgo la democracia”.

En este contexto enfatizó la importancia de que la sociedad asuma su papel de guardián de la democracia y, sobre todo, de control del ejercicio del poder político, para garantizar que la emisión del voto libre se pueda concretar el próximo 6 de junio.

Recordó que el poder público que no se controla, deja de ser democrático, tal y como lo enseñan cientos de años de historia política, por lo que resulta de gran importancia que la ciudadanía se apropie de las elecciones.

Los órganos electorales son garantes de las condiciones de equidad de la competencia democrática

En el marco del inicio del Diplomado en Derecho y Justicia Electoral organizado por el Instituto Electoral de Coahuila, el Consejero Presidente del INE aclaró que los órganos electorales son los garantes de que las condiciones de equidad de la competencia política se cumplan, por lo que reiteró el compromiso que tienen para vigilar que nadie vulnere las reglas del juego democrático.

“La Constitución establece que todos los funcionarios de cualquier nivel de gobierno, desde el Presidente hasta los funcionarios municipales, tienen que guardar respeto, deferencia con la contienda electoral, no interviniendo en ella, manteniendo y honrando el principio de imparcialidad, no sólo en el manejo de recursos que tienen a su cargo, sino también en su actuar cotidiano como servidores públicos; de no hacerlo, los órganos electorales estaremos ahí para señalarlo”, sentenció.

No obstante, reiteró que los auténticos garantes de la democracia, los defensores, son los ciudadanos, que a través de su voto no sólo eligen a sus representantes, sino que también premian o castigan las buenas y malas acciones de gobierno.