¿Alguna vez has imaginado cambiar tu desodorante en barra, roll-on o aerosol… por una piedra? Si jamás lo habías pensado y hasta te suena raro, te presentamos la piedra alumbre.

Esta roca es un desodorante natural que, al no tener perfume, alcohol ni otros químicos que podrían resultar tóxicos para tu piel, evita que esta se irrite y se manche. ¡Es una opción saludable!

Tu sudoración disminuirá con el tiempo

Se obtiene a partir de sal y sulfato de potasio, nutriente que necesitan las plantas para su crecimiento, y se pueden encontrar en forma natural o sintética. La piedra natural es de superficie rugosa y transparente, mientras que la sintética es lisa y blanca; además, se puede encontrar su presentación en frasco.

Aunque no se trata de un antitranspirante y tu piel seguirá sudando, el uso prolongado de la piedra irá disminuyendo tu sudoración de manera considerable conforme pase el tiempo. Es cuestión de tener paciencia.

¡Es muy fácil de usar!

Después de bañarte seca muy bien tu axila, moja la piedra y frótala en tu piel por 10 segundos. Es importante que no bajes los brazos y esperes a que se seque por completo para evitar el olor a humedad. Finalmente, seca la piedra con una toallita y guárdala en un lugar libre de humedad.

Si sigues estas indicaciones tu desodorante natural te durará todo el día, te mantendrás fresca y sin olores desagradables.

Una piedra puede durar años

Su cualidad astringente la hace perfecta para cicatrizar pequeñas cortaduras y raspones, disminuye cualquier tipo de irritación y calma el ardor causado por la picadura de insectos.

La piedra de alumbre es una gran opción si estás buscando un desodorante natural y más amigable con tu cuerpo y el medio ambiente.

con información de Ok chicas!