La michoacana Natividad Quinto Crisóstomo, fue a los EUA en busca de su marido y encontró la muerte… el sueño americano, convertido en pesadilla

314

Michoacán, México, a 27 de junio de 2019.- Tras el hallazgo del cuerpo de una joven de tan solo 19 años originaria de la comunidad de Arantepacua del municipio de Paracho en un canal en Clint, Texas, cerca del Río Grande; el secretario del Migrante, José Luis Gutiérrez Pérez alertó a los connacionales michoacanos no cruzar el Río Bravo, mucho menos en tiempo de lluvias debido a que los riesgos son mayores, además de informarse previamente sobre todos los peligros que existen cuando se cruza ilegalmente.

Este miércoles, la oficina del alguacil del Condado de El Paso (EPCSO, por sus siglas en inglés), informó que recibió una llamada de la Patrulla Fronteriza, relacionado al hallazgo de un cadáver a las 6:10 a.m, hora local, y recuperado poco tiempo después en el Canal Riverside, cerca de Herring Road.

El cuerpo, se trata de Natividad Quinto Crisóstomo, de 19 años, quien según el alcalde Paracho, José Manuel Caballero, salió de la comunidad en busca de su esposo hacia los Estados Unidos de Norteamérica, quien cruzó la frontera en búsqueda de una mejor condición económica tras las pocas oportunidades de empleo en el municipio.

Aseguró que a raíz de la información, se contactó con el jefe de Tenencia de la comunidad del Quinceo donde contrajo matrimonio Quinto Crisóstomo, con la intención de apoyar económicamente a la familia, ya que es de muy bajos recursos. Por su parte, Gutiérrez Pérez, informó que hace unas horas se reunió con los familiares de la joven fallecida para llevar a cabo todo el proceso correspondiente en la Cancillería, a fin de que el cuerpo sea enviado a Michoacán en dos o tres semanas a más tardar.

Fotografía tomada de twitter @ElinformanteUS 

El secretario del Migrante, pidió a los michoacanos que pretenden viajar de manera irregular hacia el vecino país, tomar todas las precauciones necesarias como no intentar cruzar la frontera en esta temporada ni mucho menos el Río Bravo, ya que aumentan los peligros en el agua y hay más probabilidades de que se pierda la vida, además de no confiar en los llamados “coyotes” para que los pasen a los Estados Unidos, ya que la mayoría de estos personajes están ligados al crimen organizado.

Aseguró que hasta el momento es el único michoacano que ha fallecido por cruzar la frontera, pero comentó que el año pasado a nivel nacional se registraron 283 muertes, pero hace diez años aproximadamente, la cifra era superior a los 400 mexicanos que perdían la vida en su intento de llevar a los Estados Unidos.

Con información de www.mimorelia.com/Guadalupe Martínez

Aquí el link de la nota completa: