Por: Francisco Seva Rivadulla/Periodista Agroalimentario Internacional

El Estado de Michoacán es, sin lugar a dudas, uno de los más importantes en lo que respecta a la denominada “internacionalización agroalimentaria”, que desde antaño ha estado centrada en Estados Unidos, pero que actualmente y con la gran globalización que afecta al comercio agroalimentario a nivel mundial, se abre a otros escenarios comerciales como es el caso de la Unión Europea, Asia y Oriente Medio.

En diversas conferencias, que en los últimos meses, he impartido en tierras mexicanas he abogado claramente por que el sector hortofrutícola mexicano apueste por intensificar sus relaciones comerciales con la Unión Europea. Europa puede perfectamente convertirse en un mercado totalmente complementario al estadounidense, y tiene un interesante potencial de consumo tanto en berries como en aguacates, por lo que se trata evidentemente de conseguir que los productores michoacanos, puedan crear sus propios canales de distribución en el mismo.

Al mismo tiempo, aunque Europa se abastece de limón español, turco y egipcio, hay que reconocer que el limón michoacano, siendo Apatzingan de la Constitución cuna de este cítrico, podría también perfectamente tener cabida y comercializarse en el mercado europeo, pues posee gran calidad y tiene enormes posibilidades de expansión en el citado mercado.

Es indudable, a mi juicio, que el mercado europeo tiene que trabajarse mucho más, se deben impulsar las exportaciones de los productos agrícolas michoacanos a este atractivo mercado, que a corto y medio plazo, puede convertirse en un mercado consumidor importantísimo, pero se deben hacer grandes esfuerzos promocionales y en materia de marketing, para que los artículos michoacanos, en definitiva mexicano, conquisten a los consumidores europeos, como lo ha conseguido otro gran producto mexicano como es el tequila, que según los últimos datos correspondientes a 2017 manejados por el Consejo Regulador del Tequila, durante el pasado año España fue el segundo importador a nivel mundial de este destilado con más de cinco millones de litros, solamente por detrás de Estados Unidos.

Aviso a navegantes: La Unión Europea tiene un gran potencial, y el buen hacer y la profesionalidad del sector agroalimentario mexicano, son las claves para que los productos michoacanos triunfen de forma exitosa en el mismo!!