Nogales, Sonora, a 10 de agosto de 2018.-  Un niño sufrió fuertes quemaduras en la mano luego de que su madre lo castigara poniéndole las manos en la llama de la estufa como castigo porque pensó que le había tomado dinero sin permiso.

El niño fue identificado como Irvin, de 8 años de edad, quién fue diagnosticado por el médico calificador de quemaduras de primer grado y segundo grado en la palma de su mano izquierda.

De acuerdo con un informa de Seguridad Publica, a las 11:45 horas del día 6 de agosto, cuando a las instalaciones del Desarrollo integral de la Familia (DIF) se presentó un adulto mayor y su nieto.

La persona de nombre Miguel, de 53 años, acompañó a su nieto para informar a las autoridades de la Subprocuraduría de la Defensa del Menor que el niño presentaba lesiones provocadas.

El hombre relató que alrededor de las 10:00 horas, cuando estaba en su casa en la colonia Flores Magón, llegó su nieto para informarle que su mamá prendió la estufa para luego quemarlo poniendo su manita en el fuego.

El menor comentó a las autoridades que su mamá, de 25 años de edad, lo había castigado de esa manera porque se le perdió dinero y pensaba que él lo había tomado.

La Subprocuraduría de la Defensa del Menor levantó un acta de los hechos y ordenó que el niño quedara bajo la custodia del abuelo mientras se realizan las indagatorias.

Vía: La Crónica y Regeneración.Mx