Morelia, Michoacán., a 09 de marzo de 2018.- “Es importante educar a las nuevas generaciones dejando de crear la falsa idea de que un zoológico es educativo. ¿Qué tiene de educativo un lugar donde un oso polar debe tolerar temperaturas que superan los 30 grados? Debemos empezar a educar para un futuro mejor, que las nuevas generaciones aprendan que el respeto no sólo debe ser hacia sus pares humanos, deben entender que los animales no humanos, al igual que nosotros, gozan de un derecho a la libertad, a una vida digna”, lo anterior lo afirmó la diputada priísta Rosa María de la Torre Torres, en sesión del Congreso.

La legisladora hizo un llamado al gobernador del Estado para que respete los compromisos adquiridos con el Servicio de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de Interior de los Estados Unidos de América para mejorar las condiciones de vida de la osa polar Yupik, así como de los demás animales de los que son responsables.

La legisladora recordó que de acuerdo con la carta de autorización de fecha 7 de mayo de 1992, firmada por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre del Departamento de Interior de los Estados Unidos de América, Yupik forma parte del Patrimonio del Estado sólo en calidad de préstamo permanente, siempre y cuando se cumpla con los términos y condiciones signados, que tienen que ver con que Yupik cuente con un acompañamiento de personal veterinario calificado.

Esto último ha sido una de las causas principales para el estado de deterioro físico y mental de la osa, ya que no se cuenta con personal veterinario especializado en grandes especies y muchos menos con especialistas en osos polares. Por lo que la osa presenta un importante deterioro en su salud.

De la Torre Torres mencionó que los esfuerzos por mejorar las condiciones de vida de Yupik a través de un traslado a recinto en el extranjero, no son nuevos, ya que desde hace 7 años la organización Zoo-Check ha trabajado en esta causa.

“Lamentablemente la justificación de las administraciones estatales ha sido que si Yupik se va se quedarían sin la principal atracción del zoológico de Morelia. Es decir, temen que con la partida de Yupik la recaudación de las entradas baje. Y a su vez, temen que su partida siente un precedente para el rescate de las distintas especies que alberga”, afirmó.