Gobierno Federal debe garantizar derechos de las mujeres: Lucila Martínez

152

El Gobierno Federal debe rectificar el camino y en el segundo año de su administración debe fortalecer las políticas públicas que garanticen el respeto a los derechos de las mujeres mexicanas y se genere un entorno libre de violencia para todas, subrayó la diputada Lucila Martínez Manríquez.

La presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva y Género en la LXXIV Legislatura en el Congreso del Estado, resaltó que la lucha por los derechos de todas, es una batalla de muchos años, por lo que la autoridad federal debe priorizar la atención integral para todas, y no apostarle solo a la entrega de apoyos económicos directos, sino promover acciones que atiendan de fondo sus necesidades, prioricen sus derechos y el combate a la violencia.

En el Primer Año de Gobierno de la administración federal, recordó que, resultó preocupante los embates a los derechos de las mujeres, a través de la reducción de presupuestos y la supresión de programas, lo cual podría considerarse como una causa de que este año los feminicidios en el país no se frenaran.

“Los feminicidios y las protestas de mujeres en el país, lamentablemente han sido ignoradas por el Gobierno Federal y hoy nuevamente quedó reflejado ya que el presidente evitó enviar un mensaje para todas, sobre su compromiso para generar un entorno libre de violencia para las mujeres”.

Lucila Martínez recalcó que, en los hechos, el presidente debe demostrar su compromiso con las mujeres, y si bien en el mensaje de su Primer Año de Gobierno no hubo una sola mención directa para ellas, ojalá en las políticas públicas el segundo año de su administración lo demuestre. 

La legisladora respaldó las acciones de todas las que demandan un alto a la violencia y coincidió que las mujeres se quieren libres y con sus derechos garantizados, más cuando nuestro país se vive un tiempo complicado respecto a la violencia de género. 

De acuerdo con las estadísticas, en los primeros 10 meses de este año, se registraron más de 800 feminicidios, sin considerar los homicidios de mujeres. 

Consideró negativo que el presidente afirme que existe una estrategia acertada en el combate al crimen, o que se estén creando empleos, que existan buenos salarios, bienestar y que se garantice a los jóvenes el derecho a la educación y al trabajo, sin embargo, sus datos y dichos no tienen reflejo en la vida nacional. 

Las acciones realizadas distan mucho de la posibilidad de transformación que tanto se ha prometido a los mexicanos y este primer año, se han generado continuos colapsos sociales, desaceleración económica, confrontación social, incremento en los índices de inseguridad, restricciones y castigos para las entidades federativas, persecución y condena hacia quienes piensan diferente a quien dirige al país.