Confiamos en que el nuevo gobierno enviará a la Cámara de Diputados una propuesta responsable de Presupuesto Federal 2019 y sin sesgo partidista, para que se puedan atender las más urgentes necesidades de la población en todo el territorio nacional, expresó el Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza.
“En Acción Nacional seremos vigilantes de que la programación del gasto del próximo año tome en cuenta las propuestas de nuestros gobiernos estatales y municipales, ya que representamos la primera fuerza política de oposición y gobernamos a más de 40 millones de mexicanos”, añadió.
Señaló que el presupuesto es un motor para el desarrollo del país y, por tal motivo, ninguna mayoría legislativa debe utilizarlo como patrimonio de un grupo político. Por ello, hizo un llamado a Morena y sus aliados a evitar la tentación de cometer cualquier tipo de abuso que afecte a los ciudadanos, solo por tratarse de entidades gobernadas por la oposición.
“Esa cerrazón que tuvo la mayoría priísta en las últimas legislaturas no puede repetirse con la mayoría morenista en la Cámara de Diputados, en donde, en su momento, aquellos aprobaron leyes y reglamentos de espaldas a los ciudadanos, amparándose en un triunfo electoral que más tarde se les revirtió”, expresó.
“Por lo anterior, en Acción Nacional esperamos un presupuesto apegado a la ley, sin distingo de partido, nunca más un gobierno de crisis, cuyo signo fue de endeudamiento constante y creciente; todos tenemos que ser vigilantes para evitar la irresponsabilidad en el uso del gasto público y acabar con la opacidad”, expuso el también Coordinador de los diputados del PAN.
Indicó que en la propuesta de presupuesto del nuevo gobierno se deberá evitar la pérdida de valor del peso frente al dólar, controlar la inflación y, por supuesto, frenar el crecimiento de la deuda respecto del Producto Interno Bruto. También hay recursos ocultos en fideicomisos poco transparentes, sobre estimación del monto de la deuda y excedentes en ingresos públicos poco claros por parte de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, en los que se espera nunca más incurra el nuevo gobierno.
Cortés Mendoza insistió en que el gasto público es el motor del desarrollo del país, por lo que sin distingos partidistas se requiere mayor inversión y menos gasto corriente, el gobierno federal tiene que impulsar la actividad no solamente en las entidades donde va a gobernar su partido, sino también desde ahora debe incluir de manera equitativa a los estados y municipios encabezados por Acción Nacional.
“Hay un Presidente electo por la mayoría de los mexicanos y constitucionalmente tiene la obligación de gobernar para todos; por eso le hacemos un llamado respetuoso e institucional para que reconozca la pluralidad en el país, a garantizar los recursos necesarios para atender las más urgentes necesidades de infraestructura, de salud, seguridad y combate a la pobreza, sin considerar colores partidistas”, concluyó.