Fundamental la capacitación y desarrollo profesional del personal de la ASM: Miguel Ángel Aguirre

156

La capacitación y el desarrollo profesional del personal que forma parte de la Auditoria Superior de Michoacán es una herramienta fundamental para tener una visión clara de lo que prevé el Sistema Estatal Anticorrupción; subrayó Miguel Ángel Aguirre Abellaneda, titular del órgano fiscalizador.

El auditor Superior de Michoacán destacó que se debe cobrar conciencia de la importancia que representa el gran esfuerzo gubernamental cristalizado en el Sistema Anticorrupción.

“Dentro de la Auditoría Superior de Michoacán, estamos plenamente conscientes que esta institución es uno de los ejes principales para lograr el combate efectivo a la corrupción en nuestro Estado”.

De esta manera puntualizó que el trabajo de la Auditoría Superior de Michoacán se ha encaminado en ese sentido, tanto que, en el Informe General Ejecutivo del Ejercicio Fiscal 2020 del que este viernes fue informado el Pleno del Congreso, se dio cumplimiento cabal del Plan de Fiscalización y se reportan y describen los hallazgos relevantes al aplicar los procedimientos de auditoría.

Recordó que los ciudadanos exigen sanciones para los malos funcionarios públicos, mecanismos eficaces para el control de la hacienda pública, y requiere de instancias gubernamentales eficientes, proactivas, dinámicas y efectivas.

El Auditor Superior refirió que en el Informe se da cuenta de la realización de 54 Auditorías Estatales y 175 Municipales; de las observaciones preliminares que se notificaron y ascienden a 2 mil 601 de las cuales se ratificaron 1 mil 808; y se emitieron 157 recomendaciones Estatales y 340 municipales.

“Lo que la ciudadanía está demandando que las instituciones encargadas de velar por el buen manejo en el ejercicio de los recursos públicos, demos resultados en el menor tiempo posible”.

Miguel Ángel Aguirre destacó la necesidad de lograr instancias gubernamentales ampliamente legitimadas y oficinas públicas transparentes y ajenas a la sospecha de la corrupción.

“En el Sistema Nacional y Estatal Anticorrupción el Legislativo previó mecanismos de control en los que la sociedad civil habrá de participar, de forma preponderante; sin embargo, además de la intervención de la sociedad, se requiere experiencia, conocimiento de la administración pública y, sobre todo, una probada y reconocida vocación de servicio público”, subrayó.