Tepic, Nayarit.- 5 de marzo de 2018.- La Fiscalía General del Estado aseguró de manera precautoria este lunes cinco bienes inmuebles, ubicados en distintos puntos de la capital nayarita, que presuntamente son propiedad del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda y su familia, en seguimiento a la carpeta de investigación por el presunto delito de enriquecimiento inexplicable y lo que resulte.

Entre los bienes asegurados se encuentran las instalaciones de la Fundación RIE —ubicada en la colonia El Pedregal de San Juan— y un rancho con una superficie de aproximadamente tres hectáreas en el ejido de La Cantera, a nombre de GINMO Inmobiliaria.

Sobre este último, la Agente del Ministerio Público adscrita a la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Fiscalía General de Nayarit, Ludmila Heredia Verdugo, indicó que existen testimonios de los vecinos que aseguran que quien se conduce como propietario es el anterior gobernador.

También se realizó el aseguramiento de una casa de 590 metros cuadrados, que actualmente se encuentra en construcción, ubicada en la calle Paseo de los Bosques, en el coto Bonavida del Fraccionamiento Bonaterra, así como dos lotes fusionados dentro del Fraccionamiento Lago David Residencial, en la zona conocida como Rancho ‘El Armadillo’, estas últimas dos propiedades a nombre de Lidy Alejandra Sandoval López, hija del ex mandatario.

Finalmente se aseguró una vivienda ubicada en calle Mateo del Regil número 31 del Fraccionamiento Dr. Leyva Medina, a nombre de Roberto Sandoval Castañeda y Ana Lilia López, residencia registrada como domicilio particular del ex gobernador y su familia.

En el caso de las instalaciones de la Fundación RIE, donde se atiende mediante equinoterapia a niños con diversos problemas neurológicos y motrices, personal de la Fiscalía del Estado explicó que el aseguramiento no significa que los niños y trabajadores serán desalojados del inmueble, sino que éste se deja en depósito de quienes actualmente tienen su usufructo en tanto concluye el proceso judicial.

“Se permite el uso del inmueble, pero no podrá ser vendido o traspasado, por lo que los menores que asisten a terapia a ese lugar, no se verán afectados”, explicó Heredia Verdugo, y abundó que tras el aseguramiento de bienes, se procederá al avalúo de los mismos, en tanto avanzan las investigaciones.

RED 113/DIARIO ALERTA NOTICIAS