Morelia, Michoacán, a 9 de octubre de 2018.- Para impulsar y apoyar la prestación del servicio social como una antesala al mundo laboral, se firmó un acuerdo de colaboración entre el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED), y el de la Juventud Michoacana (Ijumich).

 

Conforme a los términos del convenio, signado en las instalaciones del IMCED por los titulares de ambas dependencias, Giulianna Bugarini Torres por el Ijumich y Agustín Villalvazo Ruiz por el IMCED; la primera apoyará a través de la dirección de Servicio Social y Pasantes de la dependencia a su cargo a todos los egresados y egresadas que deseen cumplir con este requisito, pero siempre bajo un principio de beneficio social.

 

Para dar cumplimiento a los términos pactados, asumieron una serie de acciones y compromisos de manera conjunta y de forma individual de colaboración y apoyo, realizando actividades para el desarrollo, crecimiento y robustez del sistema, mediante comunicación electrónica o reuniones de trabajo que para tal efecto se encuentren y programen.

 

Villalvazo Ruiz destacó la importancia de llevar a cabo las acciones de manera conjunta, puesto que las instituciones de éxito trabajan de manera coordinada y se brindan apoyo mutuo; “en solitario es muy difícil hacer proyectos”, apuntó; finalmente, puso a disposición del Ijumich los programas ofrecidos por el IMCED, como son 6 licenciaturas, 10 maestrías y un doctorado.

 

Tras exponer la oferta educativa con la que cuenta el Instituto, hizo hincapié en la importancia de tener lazos de solidaridad ante la situación actual, lo que permite a cualquier institución salir adelante.

 

Ambos directivos coincidieron en apuntar, refiriéndose a las instituciones de educación superior, que “lo público y lo privado está ya de lado, porque juntos pueden hacer algo por Michoacán”.

 

A su vez, Bugarini Torres asentó que los egresados y egresadas no deben enfocarse sólo a su titulación, sino a buscar el beneficio social, pues es importante que “todas y todos aporten algo a la sociedad”, quienes deben partir de esta convicción para que se les tome en cuenta como profesionistas.

 

Dijo que no se debe olvidar que el servicio social es la primera experiencia de las y los jóvenes en el mundo laboral, por lo que se debe tomar en cuenta los proyectos que llevan al mismo.