“Feminicidio infantil”, la opinión de Lorena Cortés

161

Morelia, Mich.- 25 de enero de 2022.-El feminicidio infantil, definido como la muerte de una niña o adolescente menor de 18 años (según la definición de niñez de la Convención Internacional de los Derechos del Niño), cometida debido a su condición de género. El feminicidio infantil se caracteriza por que las víctimas están en un estado de indefensión e incapacidad que posibilite su defensa.

México ocupa el tercer lugar en América Latina en feminicidio infantil, el primer lugar lo ocupa El Salvador seguido por Argentina. (ONUMUJERES,2020)

Según la Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres la Dra. Fabiola Alanís, Michoacán cerro el 2021 siendo el estado donde se registro el mayor número de feminicidio infantil, sin que este sea registrado como tal.

Michoacán esta dentro de los primeros diez estados de la república que según la secretaria de salud las niñas, niños y adolescentes son quienes reciben el mayor número de atenciones por violencia, lo que evidencia el alto riesgo de feminicidio infantil. 

Según las expertas en México prevalece la tendencia de no tipificar el feminicidio cuando se trata de menores de edad ya que la resistencia obedece a la falsa concepción respecto a las causales, ya que se considera que un elemento indispensable para la tipificación del delito consiste en el supuesto de intimidad, es decir el feminicida debe ser un hombre con quien la víctima haya tenido una relación o vínculo íntimo, como por ejemplo la su pareja sentimental.

Resulta muy importante que se tipifiquen los delitos como son y no exista un subregistro como el en caso del feminicidio infantil, ya que contar con datos cuantitativos y elementos de aproximación son de espacial utilidad a fin de dimensionar la magnitud y características del problema para poder tomar medidas de prevención.

Teorías criminológicas explican que la violencia por acción u omisión va estableciendo en una sociedad normas de convivencia violentas que suelen justificar o normalizar los diferentes tipos de violencia, hasta generar “identidades criminales” lo que significa que como sociedad somos el espejo del fenómeno de la violencia.

Lorena Cortés | Analista

AGENCIA RED 113