Si eres de aquellas personas que no conciben una comida sin salsa, o que simplemente amas el picante, tenemos buenas noticias. Al parecer el comer picante con frecuencia podría inhibir el crecimiento de tumores y reducir tu riesgo de mortalidad.

Un conjunto de estudios de los últimos años ha revelado evidencia de que la capsaicina, además de hacer que los alimentos piquen, promueve una mayor rotación de células. Esto podrá explicar por qué la comida picante ha sido relacionada con un menor riesgo de mortalidad y retraso en desarrollo del cáncer.

“La conclusión es que cualquier tipo de material vegetal que consumas mejorará tu salud; pero el chile es realmente benéfico para ti, siempre y cuando puedas soportar el picante”. Esto comentó el experto en nutrición David Popovich de la Universidad de Massey en Nueva Zelanda a la revista TIME en 2015; quien lleva tiempo investigando el mecanismo por el que la capsaicina aparentemente reduce el crecimiento de células cancerosas en el laboratorio.

Al igual que con muchos elementos en nuestra dieta; los científicos aún tienen que descifrar cuál es el mecanismo exacto por el que la capsaicina podría estar modificando nuestras células. Pero hasta el momento hay suficiente evidencia para sugerir que se trata de algo benéfico.

¿Qué opinas sobre esto?

Referencia: Nation