La periodista Lydia Cacho recibió hoy, en la Secretaría de Gobernación, las disculpas del Estado mexicano 14 años después de su detención ilegal. “A nombre del Estado mexicano le ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos humanos en el marco del ejercicio de su derecho a la libertad de expresión”, ha dicho Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos.

Estas disculpas vienen por la detención ilegal que esta periodista enfrentó en el 2005, tras la publicación del libro Los demonios del Edén, en el que liga al empresario Kamel Nacif Borge con grupos de trata de personas y pederastia, tras esto, fue privada de su libertad por policías estatales de Puebla ligados al gobernador Mario Marín; durante esta detención recibió amenazas e insultos.

El Estado mexicano solo había ofrecido perdón en 2 casos en los últimos años: el primero fue cuando le ofreció perdón a miembros del ejército que fueron discriminados por portar el VIH y el segundo fue el que le ofrecieron a 3 mujeres indígenas que fueron acusadas se secuestrar a miembros de las fuerzas armadas. En los próximos meses la SeGob también ofrecerá disculpas a las familias de los 2 estudiantes del Tecnológico de Monterrey que fueron asesinados por ser confundidos por narcotraficantes.