El Tesorero Municipal, Alberto Gabriel Guzmán Díaz, subrayó que en un muy corto tiempo la actual Administración ha logrado obtener las mejores finanzas de Morelia en muchos años ya que, además de no haber generado deuda pública, incluso ha pagado cerca del 50 por ciento del monto que debían anteriores Gobiernos.

El funcionario recordó que a finales del 2015, la Administración Municipal recibió una deuda pública por 312 millones de pesos y, a través de una dinámica de ahorro y disciplina financiera, en poco más de dos años este adeudo se redujo a menos de 179 millones de pesos.

Asimismo, el Tesorero subrayó que esos logros únicamente fueron posibles gracias a que desde el inicio de la Administración, se tuvo una decidida postura para limitar el gasto corriente, generar ahorros y aplicar los recursos en favor de los morelianos.

Lo anterior se refleja en los reconocimientos que la Administración Municipal ha obtenido en la materia. Dentro del análisis “Indicador de Equilibrio Financiero Municipal 2016”, Morelia se colocó en el segundo lugar a nivel nacional con mejor equilibrio financiero en el mencionado año.

Incrementar en la recaudación de ingresos propios, controlar el gasto operacional y mantener los niveles de deuda bajos, son algunos de los indicadores que permitieron este logro.

Además, a finales de 2017 la empresa consultora y calificadora S&P Global Ratings confirmó que Morelia presenta la perspectiva de un desempeño presupuestal amplio y un endeudamiento a la baja durante el periodo anual 2018 -2019.

“Las calificadoras y las cifras no mienten: en Morelia contamos con finanzas sanas”, expresó el Tesorero Guzmán Díaz.

Las acciones necesarias para mantener finanzas sanas en el municipio se han seguido y reforzado a lo largo de toda la Administración Municipal, lo cual se demuestra en que a inicios del 2017, se aplicaron medidas de austeridad, entre las que destacan la reducción del 10 por ciento de sueldos y 20 por ciento en aguinaldo a funcionarios de primer nivel, así como la eliminación de dotaciones de combustibles y servicio de telefonía a mandos medios y superiores.

Con todas estas medidas, la actual Administración Municipal ha consolidado un Morelia de finanzas sanas, que se traduce en mejores obras y servicios para todos los ciudadanos.