El cigarro sano ¡Ya existe!

Fumar siempre ha sido un gran tabú. En tiempos de pubertad siempre hubo algún rebelde que conseguía cigarros y enseñaba a los demás como fumar. Se podía fumar prácticamente en todos lados, en las oficinas, en los restaurantes, en los aviones. Los comerciales de cigarros estaban en la TV, revistas y espectaculares. En los últimos años, el derecho de los no fumadores ha crecido y las leyes han cambiado apoyando estos derechos. Ya no se puede fumar en espacios cerrados, en lugares techados, en oficinas, ni en los aviones. Ya no hay comerciales de cigarros en prácticamente ningún medio. Los lugares donde el fumador puede “disfrutar” su cigarro se han reducido enormemente.

El fumar ya no es lo que era hace 20 años, por lo que la industria tabacalera ha estado buscando maneras de evolucionar el antiguo arte de quemar hojas de tabaco.

Philip Morris International ha invertido10 años y más de 3,000 millones de dólares en la investigación y desarrollo de nuevos productos. Esta inversión ha dado como resultado un dispositivo que sustituye al cigarrillo tradicional y provoca un menor daño para la salud. PMI se propuso cambiar los hábitos de los consumidores de tabaco con el lanzamiento del iQOS, un dispositivo que permite un consumo de tabaco reduciendo los componentes dañinos en un 90%.

La idea central del iQOS es disminuir el daño que causa la combustión del tabaco. Según los estudios hechos por Philip Morris la combustión es la principal causante de las enfermedades por el consumo de tabaco. El iQOS no quema el cigarro, sino lo calienta a una temperatura de 250 grados, diferente a los 800 grados necesarios para causar la combustión.

PMI con su nueva propuesta busca “reducir los efectos dañinos del tabaco tradicional ofreciendo una experiencia satisfactoria”. No está dirigido a las personas que quieren dejar de fumar. El producto está dirigido a un público adulto que ya es fumador y quiere continuar fumando. Dentro de los estudios de mercado, la compañía ha detectado que el iQOS no tiene tanto atractivo para los nuevos fumadores ni para los que han dejado el tabaco.

El iQOS representa un cambio de paradigma y la apuesta de Philip Morris a seguir vigente en el futuro. Buscando una solución para las personas que quieren seguir fumando pero también quieren cuidar su salud PMI está sentando bases para su sostenibilidad en el futuro.

El dispositivo ya está en 14 mercados a nivel mundial, siendo Japón el primer país que lo adopto hace dos años. El iQOS tiene el 4.9% del mercado nipón y más del 70% de las personas que lo han probado lo consumen preferentemente en lugar del tabaco tradicional.

En España, país fumador por excelencia, se comercializa la cajetilla de 20 unidades al mismo precio que un paquete de cigarrillos Marlboro tradicionales. El cargador de bolsillo necesario para el uso del dispositivo tiene un costo de 70 euros.

En la parte de la regulación, el iQOS mantiene las restricciones impuestas a los productos con tabaco, como la prohibición de publicitarse o el consumo en ciertos lugares. Puede que se liberen ciertos límites ya que, según PMI, “el vapor del iQOS no afecta la calidad del aire”.

¿Será que el iQOS sea el que entierre a la tradicional marca Marlboro? Mantenga la marca Heets en su mente, pues si es fumador seguramente eso es lo que puede fumar en un futuro muy próximo.

Te puede interesar

Declaran a la Unidad INDECO, “Espacio Libre de Humo de Cigarro”

Morelia, Mich. 31 de mayo de 2017.- Sincronizando esfuerzos con los distintos niveles de Gobierno …