DIF Morelia instala el primer proyecto de lombricomposta en Aracurío

Morelia, Mich., 25 de marzo de 2017.- Un potencial comercial superior a los 130 mil pesos anuales, es lo que 18 familias en Aracurío podrán obtener a través del proyecto de lombricomposta que el DIF Morelia implementó en esa localidad y que además es el primero de este tipo en Michoacán, indicó la Directora de Programas de la Dependencia, Eva Luisa Guzmán Cueva.

Este proyecto forma parte de los que conforman el programa “Comunidad DIFerente”  de Aracurío y las familias beneficiadas reciben capacitación, equipamiento, supervisión, seguimiento e insumos para generar productos diferentes que pueden comercializarse, utilizarse en su propia producción agrícola e incluso autoconsumirse.

“El proyecto es posible gracias a la organización y participación de la propia comunidad  para la construcción de la instalación, mantenimiento y capacitación. El objetivo es emprender acciones integrales en donde la comunidad puede beneficiarse a través de dos vertientes: con una actividad productiva y con una alternativa de alimentación de alto valor nutritivo”, explicó la funcionaria.

Potencial de producción

Al respecto, el capacitador del proyecto, Rodolfo Vazquez García explicó que este consta de dos piletas -construidas por la comunidad- en las que se produce lombricomposta y obtienen cuatro productos: humus de lombriz solido, lixiviados de lombriz, ácidos fulvicos y harina de carne de lombriz.

Los tres primeros productos son fertilizantes y en un año se generan 10 toneladas de humus que se venden en 50 mil pesos (el costo más bajo); 200 litros de lixiviados con un costo de 40 pesos por litro y 60 litros de ácidos fulvicos con un costo de 150 pesos por litro.

En cuanto a la harina de carne de lombriz, el especialista explicó en el cantero se producen de 100 a 120  kilogramos al año, y esta tiene un valor nutricional mucho más elevado que la carne, pues tiene un 70 por ciento de proteína y 0 por ciento de grasa.

Vásquez García consideró que el valor en el mercado y en la comunidad de la harina de carne de lombriz “no se puede medir”, en virtud de que es un aditivo altamente nutritivo “tanto para consumo animal como para consumo humano”, que no tiene ningún sabor y que se produce de manera sencilla al deshidratar las lombrices al sol y luego molerlas.

No obstante, señaló que también se puede comercializar la lombriz viva para la producción de más lombricomposta, y que cada kilogramo del producto tiene un costo mínimo de 600 pesos.

Actualmente ya hay una pileta produciendo en la comunidad, pero en cuanto comience a producir  el segundo cantero, la población podrá generar el doble, con un potencial comercial mínimo de 130 mil pesos anuales.

“Además de que el trabajo y cuidado que se debe invertir es mínimo, pues solo hay que colocar restos orgánicos periódicamente y suficiente agua para que no deshidratar a las lombrices, hasta los niños pueden hacerlo sin ningún esfuerzo”, manifestó.

Comercialización

La Directora de Programas, indicó que “haciendo una comparativa con la producción de maíz -principal actividad productiva de la zona-, los habitantes reconocieron que solo obtienen cerca de 5 mil pesos anuales por parcela de cultivo, por lo que tienen gran interés en explotar este proyecto”.

En estos momentos la comunidad se encuentra en capacitación para sacar el máximo provecho a la lombricomposta “se les enseña a procesar todos los productos, los beneficios de cada uno y en cuanto tengan una producción suficiente se van a capacitar para la comercialización”, concluyó.

Te puede interesar

#Viral: Americanista le narra el gol del Cruz Azul a su amigo invidente

CDMX. 16 de octubre de 2017.- Un video destaca la buena intención de un aficionado …