Las encantadoras sorpresas que existen en la zona de Cuatro Ciénegas, en Coahuila te dejan con la boca abierta.
La poza azul es algo sumamente espectacular. Y no sólo por el hecho de encontrarse dentro de un ambiente desértico. Su belleza y la de su entorno nos transportan e impactan de tal manera que no tenemos (y no queremos) otra opción que rendirnos a su magnificencia.
Hasta hace pocos años atrás era muy común que los habitantes de la región acudieran a la zona a pescar, nadar y recorrer todo el entorno. Pero ahora esta opción no está más al alcance de la población en general. La Poza Azul y sus alrededores son ahora área protegida.
No se puede ya nadar, pero en los demás sitios de la zona sí. Aunado a esto encontramos: sanitarios, palapas, asadores, mesas, bancas, plataformas de observación, senderos autoguiados y amplio estacionamiento.
Todo lo necesario para pasar un día mágico en una zona tan especial.