Demanda Antonio Soto a Federación frenar el uso indebido de los recursos por los Servidores de la Nación

327

A no realizar uso indebido de los recursos públicos y garantizar que los Servidores de la Nación respeten la Ley, exhortó el diputado Antonio Soto Sánchez al Titular del Ejecutivo Federal, a quien solicitó no incumplir con el compromiso de transformar a México con honradez y transparencia y respetar lo que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por lo que exigió que los recursos dejen de utilizarse para favorecer a su partido y sus candidatos.

Al hacer uso de la Máxima Tribuna del Estado, el diputado integrante del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXIV Legislatura en el Congreso del Estado llamó a administrar en virtud de su cargo los recursos de las dependencias de la Administración Pública Federal con eficiencia, honradez, de conformidad con planes y programas de trabajo y con fundamento legal, evitando el uso indebido de los recursos públicos, la vulneración del principio de imparcialidad del servicio público y la promoción de su partido y su persona, que hace la estructura gubernamental de los Servidores de la Nación, formalmente adscrita a la Secretaría de Bienestar.

Recordó que desde agosto del año pasado, antes de asumir la presidencia, AMLO puso en marcha una estructura burocrática que desde esa fecha realiza una enorme operación electoral mediante el uso abusivo de los programas sociales que no tiene otro objetivo que consolidar e incrementar la base electoral proclive al presidente y su partido y son los llamados Servidores de la Nación.

Antonio Soto expuso que la erogación anual para esta estructura considerando 2 mil 577 millones en sueldos y estimando 663 millones en gastos de operación es de 3 mil 240 millones de pesos.

Aunado a ello, refirió que en la nómina de Servidores de la Nación aparecen 18 mil 299 personas contratadas por honorarios, incluyendo a los coordinadores regionales de programas de desarrollo, cada servidor de la nación tiene un sueldo bruto de 10 mil 217 pesos y cada uno de sus 266 coordinadores regionales percibe 73 mil 507 pesos al mes y los súper-delegados, reciben un sueldo mensual de 122 mil 512 pesos. 

“La estructura que he descrito, sufragada con cuantiosos recursos públicos es sin duda una organización partidaria en campaña y lo peor, tiene carácter gubernamental. Es centralizada, dirigida y designada  de arriba abajo, con control vertical”. 

Calificó como grave que los Servidores de la Nación levantan el Censo del Bienestar y entregue los apoyos a los beneficiarios al tiempo que llevan a cabo una incesante promoción personalizada en favor del Presidente de la República y de sus propios coordinadores estatales y regionales, lo cual es más que evidente tiene un fin electoral. 

“En las visitas domiciliarias y en reuniones que realizan en lugares públicos, los Servidores de la nación declaman que van de parte del Presidente, que es él quien otorga los apoyos y piden a los beneficiarios agradecerle la atención a éste.
Aparecen ataviados con chalecos del color del partido MORENA que llevan estampado el nombre de AMLO, al igual que en sus mochilas y gafetes de identificación”. 

Evidenció que a través de esta estructura se están canalizando los dineros de los programas sociales del gobierno federal cuya suma es alrededor de 220 mil millones de pesos para el ejercicio fiscal en curso y se espera alcancen a casi 30 millones de personas.

En la ejecución de estos presupuestos no prevalece una administración que racionalice y supervise la labor censal y la entrega de beneficios y apoyos mediante tarjetas bancarias u órdenes de pago, además de que no hay reglas de operación que garanticen apego al objetivo del gasto presupuestal, los servidores de la nación recorren las localidades y visitan los domicilios del país decidiendo sobre el terreno, bajo las órdenes de sus coordinadores, a quién enlistan y a quién no en los padrones de los distintos programas.

Por lo que exhortó a respetar la Ley, al recordar que el artículo 134 de la Constitución Política del país señala que en los recursos de que dispongan los servidores públicos en virtud de su cargo se deben emplear con eficiencia, honradez, de conformidad con planes y programas de trabajo y con fundamento legal y que el uso de los mismos sea neutral, es decir, no debe favorecer a partido o persona alguna, además de que está  prohibido el que la propaganda gubernamental de cualquier tipo realice promoción personalizada de un servidor público.