Alrededor de 500 bombas nucleares han sido explotadas, repartiendo la radiación hasta los lugares más inauditos del planeta.

 A propósito de la nueva serie Chernobyl ponemos sobre la mira la gravedad de los efectos radiactivos para el medio ambiente y para la humanidad.

Al tiempo que como sociedad empezamos a aprovechar la energía que los reactores nucleares crean, también experimentamos con una versión mucho más violenta y peligrosa: la creación de bombas atómicas y los ensayos nucleares ya fuera en zonas alejadas de ciertos continentes, o bien en los océanos. 

De acuerdo con los datos de la Agencia Internacional de Energía Atómica, en un lapso de 18 años, a partir de 1945, fueron detonadas 500 bombas nucleares, elevando de tal forma la cantidad de carbono-14 que se producía naturalmente. Los ensayos se detuvieron después de que en 1963 se aprobara una prohibiciónde las pruebas atmosféricas o bajo el agua. 

Sin embargo, el daño de las pruebas nucleares ya estaba hecho y en la actualidad quedan rastros de éstas.  En las profundidades es posible encontrar a los anfípodos, que son pequeños crustáceos que se alimentan del lecho marino. Estos animales actualmente son la muestra de cómo nuestra actividad afecta a toda la cadena alimenticia y en general a cada rincón de la Tierra, puesto que después de que un grupo de investigadores chinos los analizaran, encontraron que su tejido muscular, así como sus vísceras cuentan con un nivel elevado de carbono-14

La mayoría de las pruebas nucleares se realizaron en el hemisferio norte, provocando que entonces éste se encuentre más contaminado con los isótopos radioactivos, así como del carbono-14, del mismo modo, accidentes nucleares como el de Chernóbil y Fukushima han contribuido al incremento de la contaminación. 

Los efectos de nuestros experimentos con la energía nuclear y su potencial bélico son mayores y, por desgracia, tienen una gran longevidad en nuestro planeta, por lo que pueden pasar décadas antes de que zonas completas y poblaciones (humanas o animales) dejen de estar expuestas a la contaminación por radiación.

Referencia: https://culturacolectiva.com/tecnologia/contaminacion-radiacion-en-oceano-profundo-experimentos-nucleares-humanos