Cuarto Informe de Gobierno

1383

Muy buenas tardes

Con su permiso, diputado Antonio de Jesús Madriz Estrada, presidente de la Mesa Directiva de este Honorable Congreso del Estado.

Señor magistrado Héctor Octavio Morales Juárez, presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Michoacán.

Lo mismo que saludo con respeto a los integrantes de la Mesa Directiva, así como a las señoras y señores diputados integrantes de esta Legislatura.

Agradezco en todo lo que vale la presencia aquí de mis compañeros del Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz, saludo al Comandante de la Doceava Región Militar, al General Miguel Hurtado Ochoa, muchas gracias mi General por su presencia; lo mismo al Comandante de la Veintiuna Zona Militar, al General Gerardo Mérida Sánchez; al titular de la Coordinación Regional de la Guardia Nacional, al General José Martín Luna de la Luz; al Comandante de la Cuadragésima Tercera Zona Militar, al General Darío Ávalos Pedraza; al Comandante de la Décima Zona Naval, al Vicealmirante Rubén Alfonso Vargas Suárez; lo mismo saludo al señor secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello; al señor Fiscal General del Estado, Adrián López Solís; al secretario de Seguridad Pública, doctor Israel Patrón Reyes; al Delegado de la Fiscalía General de la República, licenciado Jesús López Trujillo; al Delegado del Centro Nacional de Inteligencia, Fernando Castro Miranda; así como al Coordinador Estatal de la Policía Federal, el comisario Fernando Ramírez Padilla, gracias por su presencia.

Saludo con respeto al señor presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, gracias por su presencia.

Saludo también a los señores senadores de la República, lo mismo que a los diputadas y diputados federales, a los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia aquí presentes; así como a los funcionarios del Gobierno de la República particularmente al señor delegado de los programas del bienestar en Michoacán.

Saludo a los señores ex gobernadores de Michoacán, muchas gracias por su presencia.

Agradezco también la presencia del señor General José Francisco Morales Cázares, gracias mi General por su presencia.

Valoro en todo lo que va del acompañamiento de los señores y señoras presidentas municipales, muchas gracias por su compañía, lo mismo que saludo al Concejo Mayor del Gobierno Comunal de Cherán.

Saludo a los titulares de los órganos autónomos, a los señores dirigentes de los partidos políticos, a los dirigentes sindicales en nuestro Estado, así como a los representantes de los medios de comunicación.

Aprovecho para saludar a mis compañeros dirigentes de la Comisión Nacional Extraordinaria del PRD, bienvenidos a Michoacán compañeras, compañeros.

A los dirigentes, presidentes y presidentas de las agrupaciones empresariales, a los dirigentes religiosos, a las agrupaciones civiles, a las señoras y señores rectores de las universidades, a directoras y directores de instituciones educación en Michoacán; así como a los señores ex rectores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Agradezco a todas mis compañeras y compañeros del Gabinete Legal, Gabinete Ampliado, así como a las y Jefes Regionales de Gobierno, a todas y a todos los trabajadores del Gobierno de Michoacán.

Así también saludo a los trabajadores de este Honorable Congreso del Estado.

Saludo a mi familia aquí presente, a mi madre, gracias por acompañarme.

A todas y a todos los que hoy nos hacen el favor de acompañarnos.

Gracias señoras legisladoras y señores legisladores.

En cumplimiento con la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Michoacán de Ocampo, acudo a esta Asamblea depositaria de la Soberanía Estatal, para presentar el Cuarto Informe de Gobierno, así como su Anexo Técnico sobre el estado que guarda la Administración Pública Estatal.

Estoy aquí, con la convicción y la voluntad política de escuchar, de dialogar y colaborar con este Poder del Estado.

A las michoacanas y a los michoacanos, no vengo a esta Asamblea a culpar a nadie, no vengo a este poder a quejarme, justificarme o a repartir culpas.

En consecuencia, haré un recuento de lo más relevante de la situación de la Administración Pública del Estado.


Para ello se debe ser muy preciso en los temas que habremos de abordar aquí, con lo que hemos trabajado y lo que hemos hecho para poder sacar adelante a Michoacán, quiero empezar dándoles datos muy puntuales para poder aclarar dudas y cualquier necesidad de información que se requiera.

Comenzamos a gobernar este estado agobiado por grandes problemas, quizá los más graves de su historia.

La pobreza y rezagos sociales históricos se le sumó la violencia generada por el crimen organizado, también hay que decir  debido a la situación financiera se hizo común el sobreendeudamiento y el desvío de recursos o dinero etiquetado, sobre todo, en las áreas de salud, seguridad, así como el funcionamiento de la conocida licuadora.

Hacer funcionar un gobierno, en un estado literalmente en bancarrota, fue sin duda uno de los mayores retos y desafíos.

Se ha necesitado una cirugía mayor para poner a Michoacán de pie. No se podían seguir administrando los problemas, había que recuperar la gobernabilidad y sacar a Michoacán de la crisis financiera, al gobierno de Michoacán.

Michoacán necesitaba de un Nuevo Comienzo, de un proyecto de gobierno responsable que diera la cara y que sin titubeos buscara las soluciones de fondo a los problemas históricos.

Así con mucha responsabilidad y sin triunfalismos, estoy aquí para que juntos evaluemos con objetividad y autocrítica la situación actual del Estado.

Porque, así como reconozco de manera autocrítica lo que nos falta por hacer, también debo decir que hemos tenido avances importantes.

Por ejemplo, redujimos la pobreza y la pobreza extrema, aumentamos la cobertura educativa, mejoramos la calidad de los servicios de salud, se está recuperando el turismo y se mejoró el ingreso particularmente de las mujeres michoacanas.

Estos resultados han sido posibles porque desde el inicio de la administración estaba claro que lo primero que había que hacer era ordenar las finanzas públicas.

Recibimos el gobierno con una deuda superior a los 31 mil millones de pesos,18 mil de ellos con bancos, y más de 14 mil, era deudas de corto plazo; es decir, con proveedores, con municipios, con Pensiones Civiles, con el IMSS y con el ISSSTE de los trabajadores.


Una gran parte de la deuda a corto plazo ni siquiera estaba registrada en las finanzas del Estado.

A Pensiones Civiles del Estado se le debía 500 millones de pesos, porque se uso de este dinero en otras cosas, que por cierto es intocable por ser el ahorro de los trabajadores.  

Lo mismo en el caso de los municipios, se hizo uso de manera indebida de sus recursos del Fondo General de Participaciones, y se les adeudaba hasta dos meses de las mismas.

Para cubrir la deuda que no se pagó del año 2010 al 2015 con el ISSSTE a Michoacán le retienen participaciones de 360 millones de pesos por año, esto a partir del año 2016.

En otras palabras, toda la deuda heredada era apenas pagable, si empeñábamos todo el patrimonio del Estado; es decir, dinero en bancos, cuentas por cobrar, bienes muebles, e inmuebles.

Por eso, no exagero al afirmar que el gobierno que recibí estaba en bancarrota.

Es importante informarles señoras diputadas, señores diputados, que una parte de la deuda con bancos se contrató en condiciones muy desventajosas y  desfavorables para las finanzas del Estado, prácticamente impagables, poniendo en riesgo los ingresos del Estado y en consecuencia su funcionamiento.

Por ejemplo, una condición de desventaja es que se sobregarantizaba la deuda; es decir, de cada peso que se debía se contrataba se debía de garantizar entre 3 y 3.5 por uno, en esta condiciones se contrataron las deudas públicas del Gobierno del Estado.

El caso más grave, la garantía que se entregó cuando se bursátilizo el 2 por ciento de la nómina del Estado.

Bajo esta realidad no había de otra, había que tomar decisiones e ir a fondo de estos temas.

Por ello al inicio de la administración, emití dos decretos para disminuir los gastos en todos los rubros, reduje mi salario y el de todos los funcionarios de primer nivel, se cancelaron los gastos en telefonía celular, vales de gasolina y viáticos, eliminamos gratificaciones y compensaciones que se asignaban en muchos casos de manera discrecionalidad.

Se redujo de manera significativa el aparato burocrático del Gobierno, desaparecieron 5 dependencias centralizadas, 5 Secretarías, 11 organismos descentralizados, y se eliminaron 350 puestos que duplicaban funciones.

Con estas reducciones, el gobierno dejó de pagar más de mil 800 millones de pesos, dinero que NO se tenían, por cierto.

Sin embargo, para darle viabilidad financiera al Estado, se tuvo que hacer toda una reestructuración y renegociación de las deudas que nos permitió tener mejores condiciones, intereses más bajos y menos presiones por garantías.

El refinanciamiento que hicimos de la deuda se realizó a través de una licitación pública y abierta, esto a diferencia del resto de las deudas contraídas con anteriormente que se hizo por asignación directa.

Un gran logro de la reestructuración fue la reducción de los intereses hasta un 60 por ciento, con esto pudimos aligerar la carga financiera del gobierno del Estado.

En este proceso, también logramos renegociar la parte de la deuda pública que más dañaba las finanzas estatales, me refiero a la deuda bursatilizada, en el año 2007, se contrajo esta deuda con un interés que variaba en función de la inflación y que se pagaba con el Impuesto del 2 por ciento sobre la nómina como garantía de pago. Aquí solamente para ilustrar de los que hablamos les comparto; la deuda que se contrajo fue de 3 mil millones de pesos, al cierre del año 2018 habíamos pagado más de 2 mil millones y la deuda contraída aumento a 4 mil 600 millones de pesos, así podría yo seguirles ilustrando en los casos de las deudas, pero tomo esta como ejemplo de a lo que me estoy refiriendo.

En el esfuerzo para renegociar y reestructurar la deuda, aprovecho para agradecer al Congreso del Estado, a diputados y diputadas de la Legislatura anterior, muchos de ellos o ellas aquí presentes, porque este trabajo lo hicimos de manera conjunta.

Gracias a ello, hemos podido pagar alrededor de 6 mil millones de pesos de deudas con proveedores y contratistas, de los cuales 3 mil millones o más corresponden a periodos anteriores de gobierno.

Aprovecho por cierto para agradecerles a todos los que nos fiaron o a quienes se les debía o se les debe por su paciencia y comprensión, por el tiempo de retraso que hemos tenido.

Una gran satisfacción que puedo compartirles hoy, es que llueve, truene o relampaguee, no se ha dejado de pagar a las pensiones de los trabajadores, ni tampoco se ha echado mano de ellas para financiar ninguna otra área de gobierno.

En lo que va de la presente administración, hemos pagado a Pensiones Civiles del Estado más de 8 mil 300 millones de pesos, es dinero sagrado, es dinero de los ahorros de los trabajadores.

Además, hay que decirlo, el gobierno que encabezo tiene deudas con el IMSS y el ISSSTE, que corresponden a otras administraciones.

Así, a pesar de las reducciones de las aportaciones federales, Michoacán ha fortalecido su hacienda pública porque logramos subir nuestros ingresos y colocarnos en la media nacional.

Al inicio de esta administración, los ingresos propios del gobierno eran del 4 por ciento, hoy son del 10 por ciento, aumentamos los ingresos propios en un 150 por ciento.

Junto con ello, también producto de la gestión llegó dinero a Michoacán, se gestionaron más de 17 mil millones de pesos, lo que equivale para ilustrar a ocho veces el presupuesto del municipio y capital Morelia.

También, desde la Conferencia Nacional de Gobernadores, logramos que se nos dejara de castigar por subejercicios en administraciones pasadas en el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública; así aumentamos recursos en esta bolsa para Michoacán en más del 105 por ciento para el año que transcurre.

Pero también tuvimos que devolver recursos a la Federación que no se usaron para los fines que se mandó, como el caso de vivienda, infraestructura deportiva.

Además, el Estado no pudo acceder a recursos de programas hidráulicos de la Comisión Nacional del Agua, porque estábamos vetados, también por subejercicios y por la no aplicación correcta de los recursos.

A 4 años de esta administración, y de haberla encontrado literalmente en bancarrota, hoy el Gobierno del Estado tiene las finanzas ordenadas.

Esto nos ha permitido blindar a Michoacán de la corrupción y poder decirle a la gente que en este Gobierno no se tolera la corrupción.

También, nos ha permitido romper la racha de calificaciones negativas que tuvo la administración estatal, por toda una década.

Esto no lo afirma el Gobierno del Estado ni lo digo yo, así lo acreditan las calificadoras Standar and Poor’s, Fitch y HR Ratings, tres calificadoras internacionales de reconocido prestigio, que ubican a Michoacán por segundo año consecutivo como un Gobierno con estabilidad financiera.

Además, el sistema de alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, nos tiene ubicados en semáforo verde, ¿Qué significa esto?, que disminuimos la deuda con bancos, que avanzamos en el pago a proveedores, que aumentamos los ingresos propios y que tenemos capacidad para cubrir nuestras obligaciones.

Pero como lo he señalado reiteradamente, haber ordenado las finanzas del Estado no se sostendrá por mucho tiempo si no se resuelve el problema del déficit en materia educativa que limita la posibilidad de crecimiento y desarrollo de Michoacán y les voy a explicar por qué.

El problema inició en el año de 1992 cuando Michoacán firmó el convenio para la modernización educativa que implicaba descentralizar la educación básica, pero también y así dice textualmente el convenio los recursos suficientes y necesarios para alcanzar dicho objetivo.

En dicho convenio, el Gobierno de la República se comprometió a pagar el 90 por ciento de los recursos necesarios y el Estado el 10 por ciento. Pero los porcentajes cambiaron rápidamente en contra del Estado.

Para el año 2000, el gobierno del Estado ya tenía que pagar o aportar el 20 por ciento; es decir, el doble de lo que se estableció en el convenio, esto sin tener el dinero para cubrirlo.

Pero el problema no paró ahí y se hizo más grande a partir del año 2007, cuando el gobierno de Michoacán no firmó junto con el Gobierno Federal y los sindicatos nacionales, el magisterio nacional, el llamado Acuerdo por la Calidad Educativa, mientras el resto de los Estados sí lo hicieron.

Como resultado, el porcentaje para pagar la nómina de las maestras y maestros siguió aumentando hasta llegar en ocasiones casi al 50 por ciento.

Además, a partir del 95 y hasta el año 2014, se firmaron minutas con el magisterio michoacano que comprometieron recursos del Estado que éste no tenía.

Así como la creación y contratación de 18 mil plazas adicionales, sin que hubiera el dinero para pagarlas.

Como resultado de todo lo anterior, se generó un déficit anual para la nómina de educación básica que supera los 5 mil 800 millones de pesos.

Para tener una idea del tamaño del boquete financiero, sólo en un año, este recurso alcanzaría para reparar toda la infraestructura de las primarias del estado de Michoacán.

Pero lo más lamentable de haber creado las 18 mil plazas sin dinero, es que generó un conflicto permanente entre el gobierno del estado y los maestros por la demanda de sus salarios, qué siendo honestos, les asiste toda la razón por ser un derecho consumado.

Esto obligó por muchos años o a obligado a las maestras y los maestros a abandonar las aulas para realizar largos paros laborales, tomar las vías del tren, cerrar calles y hacer plantones, tomar carreteras y casetas, oficinas públicas y privadas, como centros comerciales y bancos, incluso paralizar las propias ciudades.

Esto se convirtió y se ha convertido en un círculo vicioso porque las tomas de las vías de comunicación y los centros de generación de recursos afecta la economía del Estado, cuando la petición justamente es que haya más recursos para que se les pague y para cumplir las responsabilidades del Estado.

¿En qué ha derivado todo eso?, en que se ha dañado y se dañó por mucho tiempo la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes que son nuestra principal preocupación y nuestro mayor capital y nuestro mayor tesoro.

Todos estos años, muchas generaciones han recibido la educación incompleta y a veces en la incertidumbre.

Pero también las maestras y maestros estatales, frente a los federales han sido víctimas por el trato discriminatorio, en el pago de su salario.

Por ello, después de revisar a profundidad todas las responsabilidades legales, institucionales y administrativas, en noviembre del año pasado tomé la decisión de notificar al Gobierno de la República el retiro de Michoacán del Acuerdo para la Modernización Educativa, firmado en el año 1992.

Así inició todo un reto de gestión y negociación, pero a raíz de la propuesta que se ha venido haciendo al Gobierno de la República, desde hace meses y años para resolver a fondo y con total transparencia este problema estructural.

Todo indica que nuestra preocupación fue escuchada, pues en varias ocasiones el Presidente de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador, ha hecho público su compromiso para resolver de fondo este problema histórico de la nómina de las maestras y los maestros de Michoacán.

Ya son incontables las ocasiones que el Presidente lo reitera, por eso, espero que en los próximos meses, como lo ha dicho, Michoacán será el piloto de la federalización de la nómina educativa.

De manera puntual ha dicho y cito textualmente: Aplicaremos en Michoacán el modelo educativo que tiene la Ciudad de México, ¿Eso qué significa?, que el Gobierno de la República se hace cargo de invertir y de aportar todo el costo de la educación básica del estado de Michoacán.

De este proceso que comenzó hace meses, hoy hemos cubierto todos los requisitos que nos ha pedido el Gobierno Federal: hemos entregado todos los documentos solicitados, toda la información pedida y atendidas y aclaradas todas las dudas.

Lo único que falta es que el Gobierno Federal realice el diagnóstico educativo que ordenó el Presidente, se realizara a través de la Secretaría del Bienestar, que esperamos inicie lo antes posible.

Sin duda, resolver este asunto de la nómina magisterial y construir el nuevo arreglo con el Gobierno de a República será un acto de justicia que el pueblo de Michoacán siempre le agradecerá y reconocerá al Presidente de México.

También menciono, que en todo este tiempo se echó a andar una campaña de desprestigio con el objetivo de dañar la imagen del Gobernador y del Gobierno del Estado bajo la mentira de que no se pagaba la nómina porque el Gobierno del Estado desviaba el dinero.

Por ello, solicité formalmente, por escrito, a la Auditoría Superior de la Federación que auditara la nómina educativa de Michoacán. Y así se hizo.

Hoy Michoacán es el único Estado de la República con la nómina educativa auditada por el órgano superior de fiscalización.

El Gobierno que yo encabezo no esconde ni esconderá nada, defendemos la transparencia y la rendición de cuentas y seguiremos combatiendo de frente la corrupción.

También hay que repetir cuantas veces sea necesario que este gobierno nunca ha dejado de pagar a las maestras y los maestros su salario.

Porque la educación es mi prioridad, al tema educativo le estoy dedicando todo el tiempo que se necesite, sin dejar de atender el resto de los asuntos del Estado.

Así, por ejemplo, en medio de esta circunstancia, pusimos en marcha un ambicioso programa para sustituir todas las aulas y escuelas de palitos.

A través de él pudimos sustituir 350 aulas y escuelas que tenían una infraestructura muy precaria por escuelas nuevas, seguras, equipadas y muy dignas para la educación de nuestras niñas y niños.

La meta es que no haya una sola escuela de palitos en Michoacán y estoy seguro que vamos a lograr la meta señoras y señores.

Este esfuerzo no ha quedado ahí, ni quedará ahí, hemos renovado y reconstruido más de 3 mil escuelas con una inversión que supera los 2 mil 500 millones de pesos, este esfuerzo es el más grande que se pueda recordad en el Estado en infraestructura educativa.

Para tener una idea de lo que les digo es como haber construido, dignificado 60 escuelas por mes, o dicho de otra manera dos escuelas por día.

Mejorar las condiciones de estudio nos ha ayudado a que Michoacán mueva sus indicadores en educación.

Cifras del Gobierno Federal confirman que hoy tenemos avances objetivos: Alcanzamos el 100 por ciento de cobertura en primaria, eso significa que ni una niña o niño se queda fuera de una escuela y tiene una escuela además digna para estudiar.

Nuestros estudiantes de secundaria son mejores en matemáticas, en lenguaje y comunicación.

En el año 2015, estábamos en el último lugar nacional, hoy somos el número 14 en alumnos sobresalientes en matemáticas y el número 23 en lenguaje y comunicación.

Y logramos que de cada 100 estudiantes que terminan la primaria, 99 de ellos entren a la secundaria, esto significa que se disminuyó el abandono escolar y la reprobación de nuestras niñas principalmente en secundaria que era donde teníamos el foco rojo.

Hago un paréntesis aquí porque también quiero destacar el gran avance que se tuvo en la disminución del analfabetismo. Se pudo sacar en estos últimos años a más de 100 mil personas que estaban en la condición de analfabetas que hoy saben leer y escribir, a todas ellas y ellos mi más sincera felicitación, hay que darles un aplauso a los adultos que aprendieron.

Los avances alcanzados son resultado del esfuerzo de todas y de todos,  de las mamás y los papás, de las maestras y los maestros y de la rectoría del Gobierno.

El objetivo es que la educación sirva para formar ciudadanos más íntegros, construya una mejor sociedad más igualitaria y más justa.

Este objetivo lo hemos venido construyendo sin duda en un entorno difícil, como ustedes saben la irrupción del crimen organizado en nuestro territorio, hace ya muchos años, ha tenido un efecto negativo en los alcances de los objetivos.

Pero vale la pena decir que estos momentos difíciles que se han vivido en el estado en materia de seguridad como en el caso del 2014 cuando la comunidad empresarial internacional, reunida en Davos Suiza hizo un fuerte señalamiento a México por la violencia en Michoacán.

Por ello, cuando asumí la responsabilidad del gobierno lo primero que hice fue ponerle fin a la desorganización que había en el ámbito institucional para hacerle frente a la inseguridad.

Se tenían cinco agrupaciones que se hacían cargo de esta tarea entre comillas: la Policía Estatal Preventiva, la Fuerza Ciudadana, la Fuerza Rural, la Fuerza Indígena y los llamados Autodefensas. Esta situación había generado un ambiente de confusión y desconfianza en la sociedad michoacana.

Por ello, en febrero del 2016, decreté la desaparición de todas estas agrupaciones y se inició la conformación de una sola policía: la Policía Michoacán.

Con mucho trabajo, dedicación y esfuerzo aumentamos más de tres veces el número de elementos de la corporación, esto quiere decir que pasamos de los mil 400 elementos que yo recibí, a más de 5 mil 300 efectivos al día de hoy.

Dicho de otra manera, en el año 2015 había 3 policías por cada diez mil habitantes, hoy tenemos 12 policías por cada 3 mil habitantes, pero la meta será que lleguemos a los 18 a los 20, esta meta la vamos a cumplir al cierre del año 2020, es un compromiso que dejo en este Congreso.

Todas y todos ellos se han capacitado en nuestro Instituto en derechos humanos, uso de la fuerza, igualdad de género, medicina táctica y primer respondiente.

Además, hay que decirlo bien con claro, se mejoraron todas sus condiciones de trabajo.

Duplicamos su salario este es un dato que sebe de quedar muy bien presente, hoy un policía de Michoacán gana más que un jefe de departamento del Gobierno del Estado, gana más que un elemento de la Guardia Nacional. En promedio, un policía ganaba 7 mil 500 pesos al mes, ahora ganan hasta 32 mil pesos mensuales.

Construimos nuevos cuarteles y mejoramos los espacios de trabajo que se encontraban en pésimas condiciones.

Nuestras y nuestros policías descansaban o dormían en el suelo, en el piso de tierra y debajo de lonas todas roídas, diluidas, hasta por el propio uso y el sol.

También les garantizamos su seguridad social y les creamos un programa especial para vivienda y otro para atención a la salud.

Desde el inicio de la administración se trabaja de manera coordinada con las autoridades federales y municipales, porque es la base para enfrentar el reto de la seguridad.

Bajo este principio, desde octubre del año 2015 no se han detenido los trabajos del Grupo de Coordinación para la Seguridad de Michoacán conformado por las instituciones federales y estatales que ya he hecho referencia.

Y lo seguimos haciendo con la nueva estrategia nacional, a través de las mesas para la construcción de la paz y trabajando ahora de la mano con la recién creada Guardia Nacional.

Todo esto obedece a un Plan Integral de Seguridad, el cual incluye la construcción de espacios dignos, el desarrollo de infraestructura, no solamente en la cabecera o en la capital del Estado, sino en cada una de las regiones de Michoacán.

Hemos logrado al 100 por ciento el de Apatzingán, Jiquilpan-Sahuayo, Coalcomán, Huetamo, Zitácuaro y en Morelia, con la construcción de la Unidad de Restablecimiento del Orden Público.

Están por entregarse los de Uruapan y Lázaro Cárdenas y tenemos proyectados el de La Piedad y el de Zamora.

No nos vamos a detener hasta dotar a todas las regiones del Estado de infraestructura, tecnología de punta, como se puede corroborar con el reciente inaugurado C5 en la capital Morelia. Un centro que está y estará al servicio de las michoacanas y los michoacanos que quieren y queremos vivir en paz.

Recibimos la información en tiempo real de los subcentros regionales, porque hay en todas las regiones que refiero espejos, subcentros de inteligencia, espejos, interconectado con el central que esá aquí en la capital, vayan a visitarlo por ciento, vale la pena están invitadas, invitados, así como el monitoreo de la Autopista Siglo XXI y de la de Occidente, a través de los 55 arcos carreteros con más de 6 mil cámaras de videovigilancia que de hecho sea de paso se aumentó seis veces más el número; además, damos respuesta a los 25 mil botones de emergencia que funcionan en distintas partes del Estado, para que nos demos una idea en el 2015 solo funcionaban como 30 cámaras en la capital del estado de Morelia.

El recién creado o inaugurado C5i es de tal dimensión que marca un antes y un después en la construcción de instrumentos, insumos y capacidades tecnológicas para hacerle frente al reto de  la seguridad en el Estado.

Esto ha significado invertir mucho dinero en un tema que necesitaba y necesita Michoacán que junto con la mejora permanente de las capacidades policiales darán la fortaleza para enfrentar el desafío que representa la violencia y la inseguridad.

En todo esto, lo más importante de la estrategia es el componente humano, por ejemplo, para que funcione el C5i de Morelia se requiere de 400 operadoras, operadores y analistas, lo que significa en promedio la participación de 130 compañeras y compañeros diario solo en el C5i de Morelia, 130 de turno, porque esos 400 son por día.

En suma, en infraestructura, equipamiento y la formación de la nueva policía, la inversión del gobierno del Estado supera los 8 mil millones de pesos, en todas incluso en materia de percepción estamos debajo de la media nacional, estos datos los pueden ustedes constatar en el reporte que da el Inegi el día de ayer.

En tasa de incidencia por cada 100 mil habitantes mientras la media nacional es de  37 mil 807, en Michoacán es de 22 mil 999, abajo casi 15 mil menciones debajo de la media nacional y otros datos que prefiero u omito porque ustedes los van a poder revisar en este reporte que publica ayer el Inegi, pero lo hago porque nosotros debemos de cuidar como manejamos la información que muchas veces nosotros mismos hacemos que nos golpee.

Porque las cifras que conocemos, estas que les comparto y las del Sistema Nacional de Seguridad Pública ubican a Michoacán en el número 23 de la incidencia global de inseguridad o de incidencia de delitos, y el número 19 en los delitos de alto impacto, a que me refiero homicidios, secuestro, extorsión, robo de vehículo, robo a casa habitación y robo a transeúnte.

En ambos casos para ubicar de que se trata, el número 1 es la entidad con mayores problemas y el número 32 el estado más tranquilo, por eso la ubicación de nuestro estado.

En estas dos mediciones Michoacán está por abajo de la media nacional, no significa que yo minimice o quiera minimizar la realidad o dar otras cifras, sino que es la realidad que vivimos.

En los peores momentos en Michoacán ocurrían hasta 50 extorsiones por mes hoy tenemos la cifra más baja del país, en el año 2018 fuimos el último lugar a nivel nacional en este delito.

En el caso de secuestro en épocas difíciles se registraban hasta 28 casos por mes en los últimos meses esta cifra  ha rondado en uno, dos o tres, no significa que no nos importe porque aunque fuera uno ese nos preocupa y tenemos que combatirlo, porque siendo este delito uno de los más inhumanos no vamos a bajar la guardia en seguir combatiéndolo de frente hasta acabar con él.

Debo compartirles en estos casos tan dolorosos que he tenido la satisfacción, que de manera personal, les hablo a los familiares y darles la noticia que hemos recuperado sano y salvo a su familiar.

Por ello doy la bienvenida a estas cifras, a estos números que publica el INEGI y que espero a todas y a todos a dimensionar de manera correcta.

Vale la pena decir también, y un reconocimiento a nuestra Policía que de acuerdo a estas cifras ha crecido de manera importante la confianza de los ciudadanos en general hacía nuestra corporación estatal y colocándose en el promedio nacional, luego de estar muy por abajo o muy por arriba depende sea el caso, muy desprestigiada y mucha desconfianza.

Asimismo, se confirma que las víctimas del delito tienen mayor confianza para acercarse a los Ministerio Público y poder denunciar los delitos.

En todo esto, insisto, hay que reconocer que no hay procesos acabados la realidad nacional nos lo demuestra con mucha crudeza.

El año 2018 fue el año más violento en la historia de México y la tendencia que llevamos en el 2019 indica que podría ser aún más complicado.

Los acontecimientos de los últimos días y meses nos recuerdan que la persecución de objetivos y desarticulación de las bandas delincuenciales se debe de reactivar en la Estrategia Nacional de Seguridad necesitamos porque entrarle con todo así como lo demanda la ciudadanía.

Porque aunque el 90 por ciento de los delitos que se comenten son del fuero común, este 90 por ciento es causado por el 10 por ciento restante; es decir, por los delitos del orden federal, principalmente por el crimen organizado que deben de ser atendidos desde el ámbito federal para lo cual reitero como siempre lo he hecho estamos absolutamente dispuestos a colaborar.

Sin duda, el reto de la seguridad y su solución pasan en buena medida por el fortalecimiento de las capacidades institucionales y de estrategias que se construyan de manera integral partiendo de que el Gobierno Federal es quien mayores fortalezas tiene, debe ayudar, acompañar y ser solidario con Estados y Municipios.

Esto no significa que nos deslindemos de nuestra responsabilidad. En el gobierno del Estado seguiremos haciendo lo que nos toca, fortalecer nuestras capacidades locales y continuar con la coordinación efectiva como modelo de actuación.
Pero si partimos de que el mandato constitucional establece que los municipios son los primeros responsables de garantizar la seguridad en sus territorios, se les debe de dotar de mayor capacidad para que puedan actuar en consecuencia. Esto quiere decir, que se les debe destinar los recursos suficientes para la formación y certificación de sus cuerpos policiacos.

Porque di eso no va a suceder, será difícil alcanzar las metas, porque el actual esquema de coordinación fiscal es injusto, centralista y castiga severamente a los Estados y Municipios y en esa circunstancia, y aquí están muchos de mis queridas y queridos presidentes municipales y van a coincidir conmigo, materialmente imposible hacerse cargo de una tarea tan compleja si no se cambia el esquema de la aportación de los recursos de la Hacienda Pública porque insisto no se trata de repartir culpas o lavarse las manos pero si no damos ese paso no van a tener los municipios y los estados los recursos adecuados y en consecuencia los resultados no serán los que nos demanda la ciudadanía.
A todas y todos los ciudadanos michoacanos/ les refrendo mi compromiso y empeño mi palabra de no bajar la guardia y de siempre dar la cara por la seguridad de nuestras familias.
Debo de decir aquí que hemos dado pasos importantes en materia de fortalecimiento de nuestra policía pero también es una realidad que necesitamos fortalecer nuestra áreas de procuración de justicia, particularmente la Fiscalía General del Estado, es  muy complejo y que nuestra Fiscalía es de las más eficientes, pero se logran judicializar apenas el 3 por ciento de los casos.
Y digo que somos eficientes porque la federal trae el .9 por ciento, en esas condiciones se vuelve un negocio muy tentador y con alta posibilidad de éxito cometer delitos porque el nivel de impunidad ronda el 97 por ciento, no hay negocio en esta tierra excepto delinquir que tenga esas condiciones tan favorables, por eso el compromiso de trabajar junto con el fiscal general atendiendo y cumpliendo con el mandado que esta soberanía ha dado para que se fortalezca y mejoren sus capacidades y en consecuencia sus resultados.

Hago el compromiso  de dejar un Michoacán mucho mejor del que me encontré con infraestructura en todas las regiones tecnología moderna y una policía certificada equipada y con su estado de fuerza completo.

En materia de salud un asunto tan sensible y dada la situación tan precaria en la que se encontraban los servicios le hemos dedicado tiempo y dinero empezando por la dignificación de toda la infraestructura hospitalaria y de centros de salud. Principalmente estos últimos que son donde se da atención primaria de salud.

En poco más de dos años hicimos lo que parecía inalcanzable: pusimos de pie al sector salud. Empezamos por concluir las 43 obras abandonadas dejar como nuevos los 27 hospitales dignificamos y equipamos los 430 centros de salud, además de las 800 casas de salud.

De tal manera que en infraestructura de salud del Estado podríamos decir que todos los espacios de atención a la misma están en perfectas condiciones y listos para funcionar al 100 por ciento.

Para lograrlo invertimos más de cuatro mil 500 millones de pesos esto es una cantidad similar al presupuesto anual de la Secretaría de Salud.

En el tema de medicamentos estabilizamos el abasto hasta un 90 por ciento o más gracias a que transparentamos la compra de medicinas. La prueba es que hoy invertimos 800 millones de pesos tenemos abasto de más del 90 por ciento y tenemos medicamento para 15 meses.

Antes se gastaba el triple y sólo se tenía un abasto del 25 por ciento en promedio, a pesar de esto reconozco y me hago cargo de la queja y el reclamo por la falta de algunas medicinas pero hay que explicar muy bien.

Los medicamentos están definidos por un catálogo universal, en Michoacán tenemos cubierto el 90 por ciento de ese catálogo hay otros más especializados que son responsabilidad única del Gobierno Federal.
Para transparentar el abasto que nos corresponde a partir de octubre instalaremos tableros en todos los centros de salud visibles con la lista autorizada de medicinas para que se pueda leer y monitorear el abasto  pero sobre todo para que los pacientes lo puedan constatar que está ese medicamento que necesitan.

Otro gran tema por resolver es el déficit de personal médico. En todos los hospitales y centros de salud nos hacen falta doctores, doctoras, enfermeras y enfermeros.

Esto se debe a que desde el año 2010 el número de personal administrativo creció hasta invertir la fórmula ¿Qué significa eso? que hoy tenemos en promedio dos trabajadores administrativos por un doctor o una enfermera lo que debería ser totalmente al revés.
Para componer este desajuste estamos trabajando con los 9 sindicatos que tiene la Secretaría de Salud en una primera etapa arreglamos la situación laboral de 480 médicos y enfermeras que llevaban hasta 20 años trabajando por contrato y sin certeza laboral.

Por ello, estamos enfocados en resolver en definitiva, el déficit de personal médico así como en regularizar la situación de todo el personal que vive en la incertidumbre por no tener certeza laboral.

Con la misma determinación de resolver los pendientes en el sector pagamos una deuda de mil 600 millones de pesos con el ISSSTE y el FOVISSSTE para resolver por primera vez el pago a terceros institucionales que permite que ningún trabajador tenga problemas con sus prestaciones y con su jubilación.

Después de más de 10 años, la Secretaría de Salud cumplió cada uno de sus compromisos laborales con todo el personal, así cerramos el año 2018.
Esto, a pesar de venir arrastrando un déficit en nómina de más de mil 300 millones de pesos.

Aquí quiero hacer un reconocimiento en todo lo que vale a mis compañeros y compañeras de salud, a miles de enfermeras y enfermeros que trabajaron en condiciones muy precarias y a veces sin los materiales o las medicinas pero nunca dejaron de atender a la gente que lo necesitaba; hicieron funcionar un sistema precario con muchos problemas de abandono, destruido y auxiliaron a miles de pacientes a veces sin contar con lo mínimo, y sobre todo en regiones apartadas del estado.
 A todas y todos mi más sincero reconocimiento por su entrega y compromiso.

Pese a dificultades que siempre están presentes, permítanme decirles que con mucha disciplina hemos rescatado y ordenado este sector que en el año 2015 era inviable financieramente y uno de los de mayor opacidad en el país.

Hoy somos de las seis Entidades con mayor transparencia en el uso de sus recursos públicos y un caso de éxito nacional porque tenemos el 95 por ciento de nuestros centros de salud y 90 por ciento de hospitales acreditados.
 Esto significa que pueden tener acceso a recursos, de no ser así hay problemas de funcionamiento por las reglas de operación, además además/contamos con un sistema de salud móvil que acerca servicios de salud especializados a las comunidades más alejadas y un sistema de registro en salud digital en más de mil 600 consultorios para que todo historial clínico pueda ser consultado desde cualquier parte del Estado o del país.

El sector salud de Michoacán es reconocido hoy por el propio Presidente de la República como uno de los tres más ordenados y transparentes del país.

En resumen tenemos importantes avances y estamos revisando la propuesta del Gobierno Federal/ que busca centralizar estos servicios. Como me lo pidió la Federación he firmado la carta de intención para ello y estoy en espera de la propuesta final.

Adelanto que seré muy cuidadoso para que el cambio, si es que se da, sea para mejorar, cuidando que no se afecten los derechos de las y los trabajadores del sector y desde luego a los usuarios de los servicios.

También ratifico que mi compromiso con el pueblo michoacano es no dejar obras inconclusas como sucedió en el pasado por ejemplo con los Hospitales Regionales de Zacapu y de Pátzcuaro y el Centro de Salud de Puruándiro que estuvieron durante una década en el abandono, en obra negra o tirados.
Bueno en Tingüindín daban consulte médica en el rastro porque el Centro de Salud se había quedado en cimientos que duró más de una década en abandono.

También adelanto que antes de concluir el año terminaremos los nuevos Hospitales el Civil e Infantil de Morelia y construiremos el año que entra el Hospital Regional de Lázaro Cárdenas para cubrir todo el territorio del Estado.

Porque sin duda, los michoacanos merecemos un sistema de salud digno, moderno, eficiente y humano y para ese objetivo seguiremos trabajando sin descanso.

Sin embargo, sabemos también que el bienestar de las familias pasa por mejorar sus ingresos, y eso ocurre cuando hay más empleos y mejor pagados.

Por ello  hemos cerrado filas con el sector empresarial para generar certidumbre y confianza. El objetivo es poder generar más empleos a través de la inversión privada.

Y en este sentido un paso importante ha sido la simplificación administrativa que hemos emprendido desde el Gobierno del Estado. Reformamos la Constitución y promulgamos la Ley de Mejora Regulatoria para establecerla como una obligación constitucional. Con esto mejoramos la transparencia le pegamos a la corrupción y al coyotaje y nos volvemos un gobierno más eficiente.

Como resultado de esta decisión dimos un gran salto en simplificación de trámites y de ocupar la posición 30, casi el peor lugar nacional, hoy estamos en el 17. La meta es que en los próximos meses y años estar entre los primeros cinco del país.

Gracias a la confianza de muchas empresas extranjeras como APM Terminals, la Terminal Especializada en Automóviles y Arcelor Mittal en estos años la inversión extranjera se recuperó y aumentó más de 124 por ciento en Michoacán.

Junto a otras estas empresas invirtieron más de 52 mil millones de pesos para crecer sus negocios y generar más empleos. La inversión que viene de fuera del Estado también creció, distintas empresas eligieron a Michoacán para instalarse y ampliar sus plantas en varios puntos como Lázaro Cárdenas, La Piedad, Zacapu y Morelia

Estas inversiones son el resultado de haber salido a otros estados y al extranjero a convencer de que Michoacán tiene ventajas, estímulos y da garantías y condiciones para invertir.

También, hay que destacar el empuje que se le ha dado a las MYPIMES a las cuales hemos entregado más de 125 mil créditos en todo lo que va de la Administración.

Además, este año firmamos una línea de crédito por 500 millones de pesos con siete instituciones de la banca de desarrollo del país.

Destaca la alianza con la FINANCIERA NACIONAL DE DESARROLLO, FIRA y NAFIN para apoyar a pequeñas y medianas empresas del campo, de zonas rurales y de los sectores turístico, industrial, logístico y metal-mecánico.

La suma de todo lo anterior nos permite informar que tenemos buenos resultados empezando porque el año pasado fuimos el cuarto Estado con mayor crecimiento económico del país.

Las exportaciones de Michoacán crecieron más del doble en productos como el aguacate, la fresa y otras frutillas, lo mismo que las exportaciones del acero; pese a que se habían estancado en años anteriores, particularmente este último.

Como un reflejo de lo anterior, el año 2018 fue el más alto en toda una década en el valor de las exportaciones.

En resumen, el crecimiento de la inversión extranjera, la confianza de los inversionistas nacionales y estatales y el fortalecimiento a las MIPYMES dieron un resultado positivo en la creación de empleo en Michoacán.

En los últimos 4 años, Michoacán superó el crecimiento nacional en empleo formal, generando más de 74 mil, especialmente para mujeres y jóvenes.

Esto significa que/ desde hace 20 años no se registraba un crecimiento del empleo de tal tamaño.

Sin duda, el sector empresarial del Estado ha sido un gran aliado en estos avances.

A ellos y ellas, les reconozco el diálogo y la unidad permanente, para responder juntos al interés común de Michoacán.

Tal como sucedió en la reciente solicitud al Presidente de México, para impulsar el desarrollo de Michoacán y Guerrero a través de una zona franca, en la región de Lázaro Cárdenas- La Unión.

Agradezco también, a los más de 200 líderes de las fuerzas políticas del estado de organizaciones religiosas, autoridades locales, universidades públicas y privadas, así como a otros sectores que atendieron este llamado/ en favor de Michoacán.
Estamos en espera de una respuesta favorable de parte del Gobierno Federal.

El sector agroalimentario michoacano también ha venido creciendo para convertirse en el más productivo del país y ser por lo tanto un gran aliado del desarrollo económico de Michoacán.

Por once años consecutivos, somos el primer lugar en valor de la producción agrícola de todo el país.

Este año, superamos ya los 100 mil millones de pesos esto nos permite estar por encima de estados con gran potencial e historia productiva como Sinaloa y Jalisco.

El sector agroalimentario genera uno de cada 4 empleos en el Estado.

Por ello, le hemos apostado a la tecnificación de la producción como sistemas de riego, infraestructura, equipos e implementos en 10 mil hectáreas de cultivo.

Para imaginarnos lo que representa es como si hubiéramos cubierto una superficie similar al tamaño del municipio de Huandacareo.

También construimos infraestructura en lugares con carencia de agua, donde más se necesita y demanda.

Por ejemplo, en la Tierra Caliente de Huetamo se construyó la Presa del Chihuero, que va a beneficiar a más de mil 100 productores agrícolas y ganaderos.

Esta obra, era una exigencia muy sentida desde hace cuatro décadas y por fin este año quedó concluida gracias a la participación y coordinación de los tres órdenes de gobierno.

Así también, acompañamos a productores de tilapia y trucha, entre otros, para certificar sus granjas pesqueras. y mejoren la venta de sus productos.

En general, para el sector agroalimentario de Michoacán, hemos cuidado de manera especial las sanidades que son nuestra carta de presentación para los mercados, tanto nacional como extranjeros y la garantía para seguir creciendo en nuestra producción.

Pero sin duda alguna, el programa agrícola más ambicioso e importante por su impacto positivo en el medio ambiente, en la economía del productor y en la salud de los consumidores es el de Agricultura Sustentable, nuevo y único en el país.

Junto con expertos e investigadores, el pasado mes de junio lo echamos a andar para los cultivos del limón maíz y zarzamora; y lo estamos ampliando a la lenteja, mango y guayaba.

Con este programa, se calcula aumentar un 20 por ciento más la producción y bajar un 40 por ciento los costos de producción.

La meta es que Michoacán se convierta en un estado líder en producción agroalimentaria sustentable porque la gran actividad agroalimentaria del estado no puede ir en contra de nuestra riqueza natural y biodiversidad, pero sobre todo, tenemos la obligación de cuidar la salud de los consumidores/ ofreciéndoles productos alimentarios sanos y limpios.

Amigas y amigos

Somos un estado con un gran patrimonio natural que desafortunadamente se ha ido perdiendo, por el aprovechamiento desordenado de nuestros bosques, suelos y reservas de agua.

Por eso, está en marcha una estrategia completa para su cuidado, uno de sus componentes lo representa/ la instalación de la mesa de seguridad ambiental.

Esto nos ha permitido actuar en municipios con más problemas de cambio ilegal del uso de suelo causados por el establecimiento de cultivos y asentamientos irregulares.

Para hacerle frente a este reto estoy convocando a los productores, principalmente a los de aguacate y frutillas, para que diseñemos un programa de producción sustentable e iniciemos un proceso de certificación que nos reposicione en el mercado internacional como productores comprometidos con el cuidado ambiental y la salud de los consumidores.

Además, para recuperar el suelo dañado por siembra irregular o incendios en estos años plantamos con la Federación 79 millones de árboles y se recuperaron más de 80 mil hectáreas de bosques, esto es igual a la superficie del municipio de Tacámbaro.

Adicionalmente, propuse a esta Soberanía el análisis y discusión de un paquete de leyes y reformas en materia ambiental para contar con un mejor marco legal de protección y recuperación de nuestro patrimonio natural.

En él, propongo la creación de un fondo para el pago por servicios ambientales a ejidatarios y comuneros que se prohíban los plásticos de un solo uso que se sancionen los daños ambientales y la explotación irregular del agua, también que se regule la emisión de gases contaminantes y el uso de cañones antigranizo.

Además, se propone promover el uso de energías renovables y la integración de programas ambientales en educación básica.

Para la conservación de especies, hemos dado apoyo a los campamentos tortugueros, ratificamos el compromiso con el Estado de México, Canadá y Estados Unidos para proteger a la Mariposa Monarca y estamos repoblando los lagos de Pátzcuaro y Zirahuén, con el emblemático pescado blanco.

Además, para bajar los índices de contaminación por basura, construimos infraestructura para el manejo de residuos sólidos en Aquila, Apatzingán, Churumuco, Coahuayana, Ixtlán, Maravatío, Nahuatzen, Tiquicheo, Zacapu y Ziracuaretiro y una planta de separación en Huandacareo.

También estamos atendiendo la contaminación del aire, aplicando la verificación vehicular como lo mandata la ley, en ciudades que aumentaron su emisión de gases empezando por la capital, Morelia.

Es una urgencia proteger nuestro patrimonio natural, porque somos uno de los cinco estados más biodiversos del país.

Somos una de las más importantes reservas de bosques y agua, así como la casa de extraordinarias migraciones naturales como la mariposa monarca, el pelícano borregón y la tortuga marina.

Como parte del crecimiento y del desarrollo económico me propuse como objetivo convertir al turismo en un pilar fundamental de mi política de gobierno.

Hace cuatro años iniciamos un proceso de transformación para hacer de este sector una herramienta eficaz en la lucha contra la pobreza, un instrumento a favor de la igualdad de género, del trabajo decente, de la innovación, de la reducción de las desigualdades y la conservación del territorio natural y cultural.

Esto nos ha permitido recuperar y mantener, un crecimiento sostenido durante estos cuatros años.

Un botón de muestra es que la ocupación hotelera cerró en un 53 por ciento, 8 puntos arriba que en 2016.

Al cierre de este año, llegaremos a una cifra aproximada de 9 millones 250 mil visitantes la cifra más alta en la historia del turismo de Michoacán.

Otro indicador claro de la recuperación es que se abrieron tres nuevas rutas de vuelo a Morelia desde Monterrey, Tijuana y Chicago.

Los buenos resultados en turismo se deben a que Michoacán tiene una estrategia innovadora para consolidarlo, empezando porque diseñamos nuevos productos y conseguimos la sede de eventos nacionales e internacionales, además de que fortalecimos la oferta artística y cultural que ya nos caracteriza.

Por ejemplo, apoyamos a diversos eventos culturales internacionales de Michoacán como el Festival Internacional de Cine de Morelia, el Jazztival y la Bienal de Pintura y Grabado Alfredo Zalce; al igual que nuestros festivales y concursos regionales que preservan y fortalecen las expresiones culturales, de nuestros cinco pueblos originarios.

A ello le sumamos, la reactivación y promoción internacional de la Ruta Don Vasco, recibimos la Vuelta Ciclista Internacional y el Reto Náutico del Balsas, impulsamos el Festival de Cocineras Tradicionales dentro y fuera del país y después de 12 años seremos nuevamente sede del Congreso Nacional y Campeonato Nacional Charro.

En esta buena racha, tenemos dos importantes aliados, uno de ellos son las cocineras tradicionales que han sido nuestras mejores embajadoras, de lo mucho que Michoacán tiene para compartir con México y el mundo a ellas mi más profundo agradecimiento y reconocimiento.

Gracias a ellas también, Michoacán es la zona cero de la gastronomía tradicional mexicana y somos ejemplo internacional de éxito como lo reconoció la Organización Mundial de Turismo.

Los segundos grandes aliados han sido sin duda los empresarios y prestadores de servicios del sector, con quienes impulsamos la Declaratoria para el Turismo en Michoacán una estrategia pionera en México.

Esta declaratoria es un compromiso de la sociedad, empresarios y gobierno para convertir al turismo en motor de desarrollo de las economías locales y en una herramienta eficaz en la lucha contra la pobreza.

Bajo esta nueva visión hemos creado diferentes programas como el de Hospitalidad Michoacana, que promueve el orgullo y sentido de pertenencia de michoacanos y michoacanas recordándoles la grandeza de nuestra tierra.

También creamos el Programa de financiamiento “Emprendetur” para apoyar nuevos emprendimientos especialmente de mujeres, jóvenes y comunidades indígenas.

En pocas palabras la apuesta general es hacia el turismo inclusivo y sustentable que genere orgullo y pertenencia en las comunidades y que contribuya a la preservación de nuestro patrimonio, cultural y natural.

Este esfuerzo cobra mayor sentido cuando valoramos que de esta actividad viven directamente más de 150 mil personas de todas las regiones del Estado, repito especialmente jóvenes y mujeres.

La visión turística del Gobierno del estado nos marcó la necesidad de construir una nueva imagen con la que se demuestra que Michoacán Celebra la Vida.

Esta marca lanzada en días pasado en la Ciudad de México será una gran ventana que nos permitirá mostrar nuestro verdadero rostro, un rostro de celebración, de un pueblo trabajador, hospitalario, alegre y orgulloso de sus orígenes y sus tradiciones.

Por otro lado, quiero reconocer a nuestros hermanos migrantes, que comparten estos valores y los llevan más allá de nuestras fronteras.

Su esfuerzo y trabajo son un importante motor de la economía de las familias, en el estado ellas y ellos, le aportan a sus hogares más de 68 mil millones de pesos cada año como producto de las remesas que envían mes con mes.

A la comunidad migrante quiero agradecerle y hacerle un reconocimiento muy especial por el gran compromiso que tienen para cambiar y mejorar las condiciones de vida de sus comunidades de origen.

Gracias por seguir queriendo a su tierra y apoyando a Michoacán.

En franca reciprocidad este Gobierno ha hecho un esfuerzo por reencontrar a familias de migrantes con sus padres que tienen muchos años sin verse.

A través del programa humanitario Palomas Mensajeras hemos reunido en Estados Unidos a siete mil adultos mayores con sus hijos y nietos gestionando sus visas y acompañándolos en su traslado a aquellos lugares.

Esto ha sido verdaderamente emotivo ver que familiares que tenían hasta 30 años sin verse/ hoy pueden estar reunidos.

A los migrantes y a sus familias les reitero que nuestro principal compromiso es seguir trabajando para construir un Estado mejor del que dejaron cuando se fueron.

Los esfuerzos están dando resultado a tal grado que en los últimos años empezamos a tener una disminución de la migración.

El sueño es que un día nuestros hermanos no tengan que irse obligados por la falta de oportunidades en su tierra queremos que lo hagan por gusto por elección y no por necesidad.

Nuestra responsabilidad es mejorar las condiciones de nuestras comunidades y su gente por ello/ hemos puesto especial interés en garantizar el acceso al agua potable como una necesidad básica para el bienestar.

En lo que va de este Gobierno hemos dedicado más de 550 millones de pesos para ampliar la disponibilidad de agua/ en viviendas de 80 municipios.

Hemos realizado más de 250 obras en las regiones con mayor carencia como la Tierra Caliente la Costa la Meseta Purhépecha y el Oriente porque es ahí donde más se ha necesitado rehabilitación y modernización de sistemas de agua potable perforación de pozos profundos y obras de saneamiento.

Así también el Gobierno de Michoacán ha trabajado en respaldar y ofrecer más oportunidades a sectores que tradicionalmente eran poco atendidos como las mujeres.

Sabemos que la mejor manera de cambiar la desigualdad entre hombres y mujeres es facilitando las condiciones para que ellas generen su propio ingreso.

Eso es lo se está haciendo con el programa Palabra de mujer un programa con el que se beneficia a más de 60 mil mujeres para que comiencen un negocio o lo puedan ampliar.

Muchas de ellas son madres solteras mujeres de la tercera edad mujeres transgénero jefas de familia mujeres indígenas mujeres migrantes mujeres jornaleras y muchas mujeres jóvenes.

Palabra de Mujer es el programa social más importante de este gobierno porque con él nos hemos podido acercar a las mujeres más vulnerables del estado y ofrecerles alternativas.

Al día de hoy hemos entregado más de 120 mil créditos a la palabra que suman 730 millones de pesos.

Estos recursos entregados son superiores al presupuesto que el Gobierno Federal mandó este año a Michoacán para desarrollo rural y medio ambiente.

Destaco también que el programa tiene cero carteros vencidos por ello mi reconocimiento a todas las mujeres por su entrega su compromiso su lealtad su honestidad y dedicación.

Este noble proyecto social y de empoderamiento económico es único en el país y ayudó a que el ingreso promedio de las mujeres aumentara en un 20 por ciento en el año que se informa.

Pero eso no es todo se incrementó su participación en el sector formal de la economía/ lo que significa que más o menos 20 mil mujeres gozan de mayor certidumbre laboral es decir salieron de la informalidad.

La política de igualdad está dando resultados, pero soy el primero en ser autocrítico y reconocer que en Michoacán al igual que en el país este tema no está concluido.

La violencia contra la mujer es el gran pendiente nacional y urgen los mecanismos para erradicarla de manera más eficaz como la Alerta de Violencia de Género que nos ha guiado en el fortalecimiento de capacidades institucionales y nos ha permitido visibilizar en toda su dimensión este reto.

Gracias a esto Michoacán creó la unidad especial para la investigación y persecución del delito de feminicidio.

También se diseñó y se puso en marcha la ruta única de atención que permite a las mujeres conocer qué derechos pueden exigir en dependencias como Salud Seguridad la Secretaría de Igualdad Sustantiva la Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial.

También creamos el Observatorio de Medios que promueve la igualdad y respeto de los derechos de las mujeres en un marco de libertad de expresión.

El compromiso del gobierno que encabezo es claro: no habrá tolerancia para quien violente a las mujeres.

No descansaré hasta que juntos Estado Federación Municipios y sociedad levantemos la alerta de género para Michoacán.

Amigas y amigos:

Como lo dije al principio no vine a esta soberanía a repartir culpas o a deslindarme de mis responsabilidades sino a explicar de dónde vienen los grandes problemas que enfrenta Michoacán con qué dificultades lo recibimos y con qué las estamos enfrentando.

Este cuarto año de gobierno y primero de esta legislatura requería de un espacio como éste para el diálogo en el que se escuchen las inquietudes de legisladores y de la sociedad.

Pero también se requería de un espacio en el que el gobernador pudiera dar respuesta y explicar los resultados que se han tenido, así como los grandes retos pendientes.

En Michoacán insisto todavía no hay procesos concluidos ni podemos echar campanas al vuelo. Hay políticas que estamos consolidando como el turismo y el desarrollo económico.

Pero hay otras que siguen siendo un gran reto que no dependen de alguien en lo individual que no obedecen a un periodo de gobierno o a alguna autoridad en específico, sino que nos corresponde a todos como la seguridad en el Estado de Michoacán.

Al margen de triunfalismos al margen de disputas partidarias afirmo que en estos cuatro años hemos venido haciendo lo que se requería en finanzas educación seguridad y salud.

Antes de que la austeridad republicana fuera el eje central de la agenda nacional nosotros ya habíamos lanzado dos decretos para reducir los gastos no necesarios y tener un gobierno responsable en el uso de los recursos públicos.

Por supuesto que hay programas sociales que diseñamos al inicio y que nos hubiera gustado consolidar, pero la realidad financiera del Estado también nos marcó el paso y el ritmo de estas decisiones.

Por ello vuelvo a insistir no se trata de justificar ni de repartir culpas o quejarse sino de dialogar y explicar para seguir construyendo las soluciones que Michoacán nos demanda.

Pese a las complicadas circunstancias que aquí les he informado este gobierno no se ha achicado.

Y el mejor resultado que hoy podemos entregar y sin duda el más contundente es que Michoacán es el Estado que más redujo la pobreza en los últimos dos años.

De acuerdo con el CONEVAL logramos sacar a 404 mil personas de la pobreza que equivale a la suma de toda la población de Apatzingán Tarímbaro y Zitácuaro.

Sólo para dar una referencia superamos casi tres veces al Estado de Hidalgo que fue el segundo lugar en sacar a más personas de la pobreza apenas 167 mil.

Hoy Michoacán es un ejemplo nacional en esto pese a que gozamos de menos ventajas que otras entidades como la Ciudad de México.

Para ilustrar y ofrecer una imagen del tamaño del esfuerzo que hicimos entre todos: en la Ciudad de México no se enfrenta una presión por déficit educativo sus ingresos propios son cinco veces más altos que los de Michoacán ahí están asentados los tres poderes de la unión tiene niveles superiores de desarrollo y es el principal destino turístico del país/ y que bueno que así sea sólo es un ejemplo.

Aun con todo ello en la Ciudad de México creció la pobreza y en Michoacán disminuyó de manera muy significativa literalmente es un punto de quiebre.

Con este resultado Michoacán sale por primera vez en su historia del grupo de las 10 entidades más pobres de México.

Y no hay otro indicador más claro preciso y objetivo que éste para evaluar si un Estado avanza o no porque al final todo lo que hagamos si no se refleja en que mejoramos las condiciones de vida de la gente de nada sirve.

Otro dato contundente es que en los hogares de Michoacán se incrementó el ingreso en más de 13 por ciento/ lo que nos ubica también como la Entidad con la mejor cifra del país.

Al igual que los resultados de la pobreza esto tampoco lo digo yo es información oficial del INEGI que cualquiera puede consultar.

Lo anterior es resultado de toda una noticia que debe alegrarnos mucho que nos da aliento para ir por más con ánimo y actitud renovada.

Por ello, no podemos retroceder o descuidar ni permitir que un sólo michoacano que abandonó esa condición regrese a ella.

En esta circunstancia debemos reflexionar sobre el papel histórico que le corresponde jugar a Michoacán en los próximos años.

La reflexión propia me dice que en la situación actual las y los michoacanos debemos unirnos más que nunca seguir adelante buscando las coincidencias más que las diferencias.

Por todo esto y por muchas cosas más Michoacán necesita de la generosidad de sus diputados federales para que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 retome las prioridades estratégicas de nuestro Estado como la infraestructura vial y carretera la tecnificación agroindustrial la infraestructura turística local y la portuaria.

A Michoacán le urge que se despolitice algo tan sentido y fundamental como la seguridad y que todos asumamos la responsabilidad institucional que nos corresponde.

Como reiteradamente lo ha expresado el secretario Alfonso Durazo/ la seguridad debe ser un espacio de neutralidad partidaria y política.

La seguridad de los michoacanos no puede ser el botín ni la bandera de ningún partido: tenemos que convertirla en la causa por la que luchemos todos por el bien de Michoacán.

Amigas y amigos:

Michoacán es un Estado grande entre los grandes tenemos un Estado hermoso rico con historia cultura tradiciones con gente valiosa.

En Michoacán nos sentimos orgullosos de nuestras familias de nuestra gente.

Michoacán ha sido pilar fundamental y protagonista de las principales transformaciones de México.

Somos herederos del pensamiento y obra de José María Morelos que visualizó y construyó la República que entregó su vida en defender la idea de un México independiente justo de leyes e instituciones.

Morelos desde su lucha interiorizó la idea de que todo lo que hagamos debería de servir para la felicidad de mujeres y hombres y así lo reflejó en su documento célebre los Sentimientos de la Nación que más tarde daría contenido a la primera Constitución de México la Constitución de Apatzingán de octubre de 1814.

También somos un Estado privilegiado aquí floreció una de las culturas más fuertes y más tenaces de América Latina la purépecha que marcó una época y somos la casa de grandes pueblos originarios como los mazahuas los otomíes los nahuas y los matlatzincas.

Tenemos el pasado solidario de Don Vasco la claridad ideológica la visión de Melchor Ocampo y la sabiduría de nuestros pueblos indígenas.

Y por si fuera poco la naturaleza nos dotó de mucha riqueza tenemos todos los climas de México, pero lo esencial gente buena hospitalaria y creativa que sin duda es lo más valioso de Michoacán.

Nos tenemos a nosotros mismos una sociedad trabajadora y honesta que estoy seguro escuchará este llamado para la unidad y juntos consolidar una nueva etapa.

Por ello hago votos para que las diferencias ideológicas políticas y partidarias legítimas todas no sean un obstáculo más para que Michoacán salga adelante al contrario que nuestras diferencias se nutran de nuestra diversidad y que la coincidencia sea lo que nos una.

Hablemos bien de Michoacán no pretendo que hablen bien de Silvano sino de Michoacán.

No puede ser que sigamos pensando que lo peor sucede aquí no hagamos uso político de los problemas de nuestro Estado mejor hagamos política para resolver esos problemas.

En los próximos dos años les pido que me ayuden a consolidar un mejor Michoacán no importa quién gobierna qué persona o qué partido.

Estoy seguro que Ustedes anhelan lo mismo que yo.

 Lo que importa es dejar un legado de seguridad tranquilidad y paz.

 Lo que importa es acabar con la pobreza.

 Lo que importa es que garanticemos justicia y acabemos con la impunidad.

 Lo que importa es que alcancemos lo antes posible el nuevo arreglo en materia educativa que citando a Morelos “se eduque a los hijos del labrador y del barrendero como a los del más rico hacendado”.

Lo que importa es que todo michoacano tenga un empleo bien pagado.

 Lo que importa es consolidar una Hacienda Pública que se convierta en el soporte de la transformación.

 Lo que importa es que nadie se quede sin atención médica y sin medicinas.

 Lo que importa es mostrar al mundo nuestras tradiciones mágicas calles donde se escucha el eco de la historia “un Michoacán que celebra la vida”.

Trabajemos juntos pongamos por delante a Michoacán.

Las circunstancias nos obligan a no titubear y cerrar filas.

Al igual que Ustedes me siento muy orgulloso de ser michoacano.

¡Yo soy hijo de esta tierra Michoacán es mi familia!.

Yo estoy cerrando filas con el presidente de México por México les pido que nosotros cerremos filas por Michoacán.
¡Michoacán merece más y todos y todas podemos darle lo que necesita!.

¡¡¡Que Viva Michoacán!!!
¡¡¡Que Viva la unidad!!!
¡¡¡Que Viva nuestro futuro!!!
¡¡¡Que Viva México!!!