¿Algunas veces has sentido que el ponerte de malas es por causa de que tengas hambre o de no haber comido bien durante el día?

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio, descubrió que en las discusiones de pareja, una de las dos partes suele ser más agresiva cuando tiene hambre.

Esto se pudo saber luego de monitorear los niveles de glucosa y el enojo en un total de 107 parejas de casados, por 21 días.

Las parejas participantes, recibieron un muñeco que representaba a su pareja, donde podían clavar agujas cada vez que sintieran enojo con ella, teniendo como límite 50 agujas diarias.

(como una especie de muñecos vudú pero sin magia negra, brujería y cosas del más allá…)

Además, le entregaron a los participantes un medidor de glucosa, para monitorear sus niveles antes de desayunar y de dormir.

Cuando los investigadores midieron los registros de glucosa de sus pacientes, se dieron cuenta que los que tenían un rango menor de este componente, usaban más agujas.

Cuando los investigadores midieron los registros de glucosa de sus pacientes, se dieron cuenta que los que tenían un rango menor de este componente, usaban más agujas.

Con información de :24Mujer