La competencia entre los proveedores de internet ,se ha vuelto todo una batalla, pero  Amazon, con toda la tecnología que lo respalda, está a punto de liderar el mercado. La compañía de Jeff Bezos, está planeando lanzar al espacio su propio ejército satelital con más de 3,200 micro-sondas espaciales que orbitarán al rededor de la Tierra, con la finalidad de poder ofrecer Internet hasta el último rincón del planeta y mucho más veloz.

Esto es parte del proyecto “Proyecto Krupper”, llamado así por la subsidiaria que ya está solicitado los permisos correspondientes a la Unión Internacional de Comunicaciones para lanzar los miles de satélites en diferentes órbitas y alturas en torno a los 600 kilómetros de la superficie, la tecnológica Kuiper Systems LLC. 

Pero a su vez, Amazon se tendrá que enfrentar a la tecnología de Space X, o a la compañía británica OneWeb, que está ejecutando el mismo plan, pero estos ya cuentan con el permiso para ser lanzados en 2019.

En un comunicado de prensa, Amazon dijo que  “El proyecto Kuiper es una iniciativa para lanzar una constelación de satélites en la parte baja de la órbita terrestre que proporcionará Internet de banda ancha y baja latencia a comunidades de todo el mundo que se encuentren desatendidas”.

Añadiendo que “Se trata de un proyecto a largo plazo que prevé atender a decenas de millones de personas que carecen de acceso a Internet de banda Ancha y esperamos asociarnos en esta iniciativa con empresas que compartan esta visión”.

Pero mientras más competencia haya, será mejor para nosotros, pues ni sueñen, que Amazon lo  está haciendo un trabajo comunitario, seguramente el servicio de Internet a mayor velocidad no será nada barato. Aunque de entrada, ya estamos afectados, 3, 200 satélites deambulando en la galaxia, se leen como mucha basura espacial que eventualmente termina cayendo en el mismo lugar de donde fue enviada.

Con información de: Adriana Alanís