Consejo indígena denuncia detenciones arbitrarias tras derribo de monumento

129

Michoacán, México., a 17 de febrero de 2022.- A través de un comunicado, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM argumentó que  la primera responsabilidad del derribo del monumento “a los constructores” es del Ayuntamiento de Morelia, al negarse sistemáticamente a escuchar y atender esta petición de las comunidades indígenas, manifestando que la solicitud de reubicación data desde el 23 de septiembre del 2020.

Recordaron además que la determinación de retirar la escultura no fue una decisión individual, de grupo o de partidos políticos, sino que se trató de un consenso comunal que se realizó en Asamblea General de Autoridades Indígenas en la comunidad de Caltzontzin y posteriormente ratificado en la comunidad de Sevina, donde por unanimidad las autoridades tradicionales acordaron su remoción.

De igual forma, denunciaron que el Ayuntamiento de Morelia ejecutó detenciones arbitrarias y sin seguir el debido proceso judicial de 24 de sus compañeros, entre ellos 18 comuneras y comuneros, 3 estudiantes y 3 menores de edad, revelaron que fue   “una detención totalmente arbitraria, toda vez que no fue que ejecutada en el lugar de los hechos, se violó su derecho de presunción de inocencia al ser fotografiados y expuestos públicamente, además de que los comuneros, las mujeres y  los adultos mayores, fueron golpeados, humillados y les robaron celulares”.  

Declararon que la escultura “a los constructores” es un bien mostrenco al no formar parte del Inventario de Bienes Arqueológicos, Artísticos e Históricos del Ayuntamiento de Morelia, ni del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles del Gobierno Federal, por lo que señalan “el Ayuntamiento de Morelia reprimió y criminalizó a los compañeros por retirar la escultura, sin  mantener siquiera el dominio legal sobre ella”.  

Finalmente, señalaron que se encuentran en un proceso de información y consulta a las comunidades originarias para definir conjuntamente su quehacer comunal ante “la criminalización de que fueron objeto compañeros comuneros y estudiantes por parte del Ayuntamiento de Morelia y una vez que tengamos los resolutivos de las asambleas generales realizaremos un plan de acción colectivo”.