Después de varias semanas de aprendizaje y actividad física, culminaron los Cursos de Verano 2018 del Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte (IMDE), tanto en su modo multidisciplinario y de natación, los cuales activaron a más de 500 infantes de la ciudad en diferentes espacios, con el fin de combatir el sedentarismo y la obesidad.

Realizados bajo la premisa de mostrar a los infantes la importancia y beneficios de mantenerse activos en su vida diaria, estos programas fueron una estrategia implementada para combatir el sedentarismo y la obesidad, por instrucciones del Presidente Municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar

“Cerramos nuestros eventos satisfechos por el resultado obtenido, porque los niños pudieron aprender, se divirtieron, se les inculcó la importancia de llevar una vida sana y tener hábitos correctos, entonces creo que se cumple con el objetivo principal de estos esfuerzos”, detalló el Encargado del Despacho del IMDE, Salvador Alegre Álvarez.

El curso de natación, que fue de carácter intensivo con una duración de tres semanas, del 23 de julio al 10 de agosto, arrojó resultados sobresalientes, al congregar a 400 inscritos, entre los complejos acuáticos Morelos INDECO, Bicentenario y Villa Magna.

Para garantizar el aprendizaje y mejora en las técnicas de la natación, se conformó un cuerpo de 12 instructores para impartirlo, en los niveles de Principiante, Intermedio y Avanzado.

El día de hoy, 10 de agosto, al inicio de la última sesión, se les dio una breve charla de despedida a quienes formaron parte del curso intensivo, en donde además de reconocerles su crecimiento, se les extendió una invitación para mantenerse dentro de la plantilla de nadadores de las piscinas municipales.

A la par que el curso multidisciplinario, que inició el pasado 16 de julio, contó con la presencia de 150 infantes, desde los cinco hasta los 12 años de edad, quienes bajó la guía de 13 instructores y entrenadores, aprendieron nuevas acciones en las instalaciones de la Unidad Deportiva Morelos INDECO, además de que pudieron salir de excursión a lugares como la Casa de la Cultura o el Zoológico de Morelia.

Tochito, volibol, cachibol, futbol, baloncesto, juegos deportivos modificados, actividades rítmicas, talleres, paseos culturales y manualidades, fueron algunas de las actividades que desarrollaron los infantes.

En el último día, los organizadores emprendieron actividades alternas para poner broche de oro al cierre del curso, al organizar un rally deportivo en la unidad, además de una búsqueda del tesoro y un convivio.

Es con estas acciones, que influyen positivamente en la vida de cientos de infantes morelianos, que el IMDE sigue cumpliendo su objetivo de fomentar la cultura del deporte y del estilo de vida saludable en Morelia.