Morelia, Michoacán, a 27 octubre de 2018.- La tradición milenaria de Noche de Muertos, que en Michoacán se ha mantenido viva de generación en generación, y que fue declara por la UNESCO como patrimonio intangible de la humanidad, fue llevada a Santa Ana, California, por habitantes de 17 comunidades indígenas de diez municipios del estado, para celebrar la recepción de 77 Palomas Mensajeras provenientes de pueblos originarios.

 

Acompañadas por el titular de la Secretaría del Migrante (Semigrante), José Luís Gutiérrez Pérez, y personal de la institución, las 77 Palomas Mensajeras, -ajuareadas con sus trajes de manta, los hombres, y naguas, guanengos y rebozos, las mujeres-, abordaron el avión que los trasladó hasta la ciudad de Buena Park, California, donde ya los esperaban cientos de personas, entre familiares e integrantes de clubes de migrantes radicados en el vecino país del norte.

 

Flores de cempasúchil, mano de león y nube; aserrín, sal, agua, velas, veladoras, papel picado y diversos elementos más, dieron forma a 20 altares montados por quienes hace años dejaron Michoacán pero que no han olvidado sus tradiciones, para llevar a cabo este evento que permitió el reencuentro con las Palomas Mensajeras y para recordar además a los familiares que murieron con la esperanza de volver a abrazarlos, ya que la tradición así lo señala: es una mística convivencia de vivos y muertos.

 

Por varias horas hijas, hijos, nueras, yernos, nietas, nietos y demás familiares migrantes trabajaron también en la elaboración de varios tapetes que, con diseños únicos de flores, animales y algunos otros elementos, expresaron el agradecimiento a quienes permitieron el reencuentro con palomas Mensajeras.

 

Con pirekuas, danza y comida tradicional, las y los habitantes de Ahuirán, Aranza, Calzonzin, Charapan, Cheran, Cheranástico, Cocucho, Ihuatzio, Nahuatzen, Ocumicho, Patamban, Santo Tomas, Santa Cruz Tanaco, Tanaquillo, Tarecuaro, Turícuaro, y Zacapu, llevaron al máximo la celebración de Noche de Muertos, Ánimecheri Kéjtsïtakua, donde las palabras sobraron, las lágrimas fluyeron y las almas se reencontraron.

 

Reafirmar la identidad michoacana a través del arte, la cultura y la gastronomía, es la razón por la que, desde el año pasado, por instrucción del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, se lleve a cabo en Estados Unidos la celebración de Noche de Muertos a través del programa de Palomas Mensajeras.