Debido  a que ya comenzó la temporada de oleaje alto ya comenzó en el Puerto de Lázaro Cárdenas, motivo por el cual algunos comercios se preparan para este fenómeno y evitar que las olas lleguen a sus negocios.

Sin embargo, los dueños y  los trabajadores de los locales explicaron que la intensidad del oleaje incrementa año con año por lo cual señalaron que se complica cada vez más evitar que la marea cause estragos en su patrimonio, hecho que atribuyen al calentamiento global.

Donde más actividad preventiva se ha observado es Playa Jardín, Playa Eréndira y Playa Azul, por lo cual los lugareños llenan con costales la franja de arena y, de acuerdo con los trabajadores de la zona, eso a veces no es suficiente debido a que la fuerza de las olas rebasa cualquier obstáculo que instalan alrededor de los establecimientos, lo cual causa pérdidas de equipo.