El accidente de este motorista brasileño nos da una lección filosófica sobre la vida. Si tienes una carretera llena de semáforos en verde no debes abusar de eso.