Graciela Soto, una candidata a regidora de Formosa, Argentina, quien repartió a diestra y siniestra tangas empaquetadas con una calcomanía de su rostro en el frente, para así ganar mas votos.

Claramente después de este acto, fue duramente criticada en redes sociales y hasta por sus colegas del partido, pues consideran que esta práctica estuvo fuera de lugar, y por su parte, los usuarios han levantado la voz pidiendo propuestas serias

la candidata no se quedó de brazos cruzados ante las críticas, y afirmó que “las tangas habían sido un regalo y que no tenían la intención de invitar al voto“. Dice que “es algo significativo para la mujer pues es una prenda que usan a diario”. Esto, precedido de su respectiva disculpa al asegurar que no quería ofender a nadie.

Con información y foto de: Sopitas