Con el fin de establecer acciones oportunas y evitar cualquier contingencia el Ayuntamiento de Morelia a través de su Centro de Mando informa mediante la Coordinación de Protección Civil y Bomberos de la ciudad, que no existe riesgo alguno para la población del municipio derivado de las lluvias que se han presentado en la noche del pasado sábado 3 de noviembre y de las intermitencias de las precipitaciones pluviales de la mañana del presente domingo.

El coordinador de Protección Civil y Bomberos de Morelia, Rogelio Rangel Reguera informó que en coordinación con el Gobierno del Estado y la Federación, se siguen realizando los recorridos de supervisión de las colonias que sufrieron la contingencia por los escurrimientos pluviales hace unas semanas en el municipio y el personal del mismo, se mantiene en constante vigilancia de ríos y drenes.

En ese sentido indicó que el Río Grande transporta un 85 por ciento de su capacidad de vital liquido, mientras el Río Chiquito en un 70 por ciento, sin que esto represente un riesgo hasta el momento, los drenes mantienen niveles bajos y desde el pasado sábado 3 de noviembre del presente, se mantienen cerradas las compuertas de la presa de Cointzio.

Asimismo señaló que todos los cárcamos se mantienen en operación y se sigue con el monitoreo de los cuerpos de agua por parte del personal de guardia.

Rangel Reguera aseguró que se realizan recorridos por toda la ciudad y hasta el momento solo hay encharcamientos en zonas bajas de la urbe y vialidades  como Ventura Puente, laterales de Camelinas, Bulevard García de León y salida Quiroga.  Los encharcamientos, aclaró, van de 10 a 20 centímetros de agua pluvial.

Debido a esta situación el Coordinador de Protección Civil y Bomberos de Morelia recordó a la ciudadanía que derivado de las lluvias que se han registrado en las últimas horas se mantiene la  vigilancia  por parte de la dependencia municipal a su cargo y se emiten las siguientes recomendaciones: Identificar rutas de evacuación y zonas seguras; Evitar caminar o conducir por zonas inundadas o ríos que han aumentado su caudal; Tener a la mano una mochila de emergencia con agua, alimentos no perecederos, linterna, radio con baterías, botiquín de primos auxilios y artículos de higiene personal.