Por Víctor Americano/@americanovictor

La voracidad de un porcentaje muy alto de funcionarios públicos, de cualquier poder establecido en la Constitución, y de cualquier nivel de gobierno, es una bofetada en el rostro del pueblo mexicano; me refiero a los salarios estratosféricos que ostentan en general, en los poderes Ejecutivo, Legislativo y sobre todo Judicial.

El anterior razonamiento tiene origen en la propuesta del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de que ningún funcionario gane más de 108 mil pesos al mes, que significa que nadie gané más que el Presidente; propuesta que fue suspendida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, luego de un recurso de inconstitucionalidad presentado por los senadores del PRI, PAN, PRD y MC.

El resolutivo de la SCJN

Este incidente de suspensión provisional que ha otorgado la Corte a la acción de inconstitucionalidad promovida por la mayoría legal de los senadores del Congreso, en el asunto de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, al parecer podría ser una resolución histórica, porque el Poder Judicial Federal, aparentemente, estaría defendiendo el principio republicano concebido por el mismísimo Montesquieu, en cuanto a la separación de los poderes establecidos.

Lo anterior se traduce en que esta iniciativa de Ley fue desechada y los súper salarios seguirán siendo vigentes. Sin embargo, al conocer estos estratosféricos sueldos, es difícil simpatizar con los senadores que echaron para abajo esta propuesta, luego del recurso de inconstitucionalidad presentado.

¿Y los 62 millones de mexicanos en pobreza?

Seamos realistas y pongamos los pies en la tierra; resulta que en México, más de 60 millones de personas tienen un salario que ni siquiera le alcanza para la canasta básica de alimentos, adquirir bienes o incluso, pagar los servicios básicos. Y si confrontamos a esta realidad, con algunos salarios de hasta 600 mil pesos al mes, más jugosas prestaciones a algunos servidores públicos, nos damos cuenta perfectamente, que el Poder Judicial dio la razón a estos senadores, solo para no perder los lujosos privilegios que ostentan, por lo que se negaron y se negarán a ganar menos de 108 mil pesos mensuales. Caray, ¡se les acabaría su minita de oro! ¿Y saben que es lo peor?, que estos súper salarios salen de los pagos de nuestros impuestos, de los suyos amable lector, de los míos, así es, de la recaudación que el SAT hace de nuestros impuestos.

Entrelíneas

Tres mensajes podemos leer en tan escabroso asunto; primero, los senadores, por medio de un recurso legal, buscaron poner un alto a cualquier acción totalitaria del Presidente López Obrador, la oposición se juntó y le mandó un mensaje claro al Ejecutivo Federal; segundo la clase política onerosa y pudiente, no renunciará tan fácil a los súper salarios, ni a las jugosas prestaciones, ya que se han acostumbrado a ser funcionarios millonarios, en un país con más del 50% de ciudadanos hundidos en la pobreza, y tercero, una lección al mismísimo Presidente AMLO para que en un futuro, opere este tipo de iniciativas de manera más fina y con un diálogo abierto y sobre la mesa, con todas las fracciones parlamentarias representadas en el Congreso de la Unión.

Sin embargo López Obrador no se quedó callado y respondió de la siguiente manera: “no es posible que haya funcionarios públicos en el país, habiendo tanta pobreza, que ganen 600 mil pesos mensuales. Es una ofensa y es un acto de deshonestidad. Esos que obtienen esos sueldos no es gente honesta ni es sensible, ni son partidarios de verdad de la justicia”, expresó el presidente en su gira por el sureste del país.

Morena en desacato

Pero ahí no termina todo, ya que los senadores del partido Movimiento de Regeneración Nacional, se manifestaron en desacato ante tal resolutivo de la SCJN. Y es que amparados en el artículo 127 constitucional, que dice que ningún funcionario federal debe ganar más que el Presidente de la República, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, de plano señaló que en el Presupuesto 2019 vendrán los salarios modificados a la baja, tal como lo proponen la Ley de Austeridad Republicana y las modificaciones a la Ley Federal de Remuneraciones.

Las frases de AMLO

“Esos que obtienen esos sueldos no es gente honesta ni es sensible ni partidarios de verdad de la justicia”. “Es lamentable que se viole la Constitución”.

“Si ellos mismos resuelven que van a seguir recibiendo salarios exagerados, estratosféricos, sueldos hasta de 600 mil pesos mensuales, pues están dando un mal ejemplo quienes deberían de impartir justicia”.

“No, ya son mayores de edad y además es un poder independiente que yo tengo que respetar; pero una cosa es el respeto legal y otra cosa es que me quede callado”.

¿Qué decía Montesquieu?

El jurista Francés Montesquieu, en su obra “El Espíritu de las Leyes”, al referirse a la separación de poderes, señalaba, “Para no caer en el absolutismo, ha de encomendarse a personas o grupos distintos y articularse de tal suerte que la ley sea cumplida en cualquier circunstancia, aunque hayan de declararse ilegítimos los actos del gobierno. “Cuando los poderes están unidos en el mismo cuerpo, no hay libertad. Puede temerse que el monarca o el Senado promulguen leyes tiránicas para hacerlas cumplir por la fuerza. Asimismo, si el poder judicial se une al legislativo, el juez sería el legislador pudiendo dictar leyes injustas y en la unión con el poder ejecutivo el juez tendrá la violencia de un opresor”.

Como siempre, usted tendrá la opinión más importante, estimado lector.