El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se solidarizó por la tragedia en el estado de Hidalgo, tras el terrible saldo de 21 muertos y más de 70 heridos, por la explosión de un poliducto de Pemex, que estaba siendo “ordeñado” por huachicoleros.

“Lamento mucho la grave situación que se padece en Tlahuelilpan por la explosión de un ducto. Estoy en Aguascalientes y, desde que el director de Pemex y el secretario de Defensa me informaron, di instrucciones para que se controle el fuego y se atienda a las víctimas”.