Con la intención de dar un paso al frente en cuanto a la calidad en su servicio y atender una de las principales solicitudes de sus usuarios, el Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte (IMDE), emprendió un programa piloto de clases de rehabilitación en el Complejo Acuático Morelos INDECO, el cual se podría extender a Bicentenario y Villa Magna en caso de arrojar buenos resultados.

Bajo la instrucción del Presidente Municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, el IMDE ha emprendido diferentes acciones para mejorar los servicios en sus recintos acuáticos, al abrir esta modalidad en favor de aquellas personas que acuden a practicar natación no solo por activarse, sino por recomendación médica.

“La rehabilitación es uno de los aspectos que más atrae a personas a la natación. Sin embargo, difícilmente se puede encontrar con un lugar donde el trabajo sea especializado, por eso en el Instituto nos dimos a la tarea de abrir este espacio que estamos seguros traerá beneficios a nuestra sociedad. De momento iniciaremos con dos horas al día en INDECO, pero por supuesto que la posibilidad de que sea más tiempo y en otro de nuestros espacios es real, todo dependerá de la demanda”, señaló el titular del IMDE, Salvador Alegre Álvarez.

La clase, que de momento será de lunes a viernes de 12:00 a 13:00 y de 13:00 a 14:00 horas, será impartida por la Licenciada en Cultura Física y Deporte, María Fernanda Aguilar Flores, quien cuenta con un diplomado en terapia física y rehabilitación.

“Muchas veces, sobre todo cuando se trata de personas de la tercera edad o que han sufrido alguna lesión fuerte, les recomiendan la natación como parte de su mejoría, pero no se les otorga un trabajo orientado precisamente a la zona que requieren fortalecer; eso es justo lo que haremos en las sesiones, tratar cada caso de forma independiente en un inicio y ya conforme exista una mejora hacer las clases con un sentido grupal”, declaró la especialista.

El servicio, será dedicado a personas que ya son usuarias de los complejos acuáticos, quienes tendrán que pasar previamente por una revisión por parte de los médicos del IMDE para determinar que efectivamente requieren de sesiones de rehabilitación, así como la frecuencia de las mismas.

En caso de que sean personas de nuevo ingreso, éstas deberán de hacer su proceso normal de inscripción al curso anual de natación y pasar por el mismo procedimiento de revisión ante profesionales de la salud y así poder recibir el servicio.

La encargada de rehabilitación invitó a las personas con algún tipo de dolencia a acercarse para conocer esta alternativa y poder llevar de una mejor forma la sanación de sus lesiones, de una forma adecuada, económica y garantizada.