En Michoacán es urgente que todos los niveles de gobierno y ciudadanos redoblemos esfuerzos para recuperar la calidad del aire y para proteger los recursos naturales y forestales, señalaron los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en la LXXIV Legislatura Local en el Congreso del Estado.

En lo que va del presente año, los incendios forestales han afectado 242 mil 485 hectáreas en el territorio nacional y en la última semana, ocho incendios se registraron al interior de Áreas Naturales Protegidas en Durango, Michoacán, Zacatecas y Yucatán, ante lo que es necesario no bajar la guardia en la protección de los recursos.

Michoacán se ubica como la segunda entidad con mayor número de eventos, ante lo que los diputados Araceli Saucedo Reyes, Antonio Soto Sánchez, Octavio Ocampo Córdova y Norberto Antonio Martínez Soto, hicieron un llamado a la población a proteger nuestros recursos naturales y forestales y destacaron la importancia de que la sociedad se sume al cuidado de los bosques denunciando a quienes atentan en su contra, prendiéndoles fuego.

“Todos podemos contribuir a evitar incendios no arrojando cerillos encendidos o restos de cigarros en las carreteras, en el bosque o matorrales, así como no tirar basura ya que las botellas de vidrio pueden generar el efecto lupa y propiciar un incendio”.

Reconocieron que en esta temporada y ante el incremento en los incendios forestales, la calidad del aire se ha visto sensiblemente afectada por lo que es necesario intensificar las medidas para atender una situación que es ya un problema serio en la entidad.

Hace unos días el Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire, ha reportado a Michoacán entre las once entidades del país con mayor afectación en su calidad del aire, por lo que es necesario que todos aporten en su protección, desde moderar el uso del automóvil, y verificando los vehículos, para evitar que éstos ahonden el deterioro en la calidad de nuestro aire.

La verificación es una medida general que atiende al derecho a la salud y el bienestar de todos y cada uno de las y los michoacanos, acción que contribuye a mejorar nuestro entorno, preservando el medio ambiente y sancionando a quienes contaminan el aire o destruyen nuestros recursos naturales.