Esta curiosa escena fue grabada en Udon Thani, Tailandia, donde un mono se acerca a una tienda, abre con calma una nevera, saca una bolsa con botellas de leche y se retira tranquilamente. Los intentos de la dueña del local por recuperar la mercancía resultaron en vano.