Mientras el ratero se distrae un instante con un cliente que se acercaba a la puerta, otro comprador que logra quitarle el arma de fuego. Después de luchar, el delincuente logra escapar, pero tiempo después empleados intervienen y atrapan al presunto ratero.