Un conductor grabó una insólita escena en una carretera de EE.UU.: una mujer detuvo su vehículo para propinar una brutal golpiza a otra joven que viajaba con ella. Durante cerca de un minuto, la colérica conductora propinó sin descanso puñetazos y patadas a su acompañante mientras esta yacía en el suelo. Acto seguido, la violenta mujer subió de nuevo a su automóvil, abandonando a su víctima en el lugar.