Circula en redes sociales un video de un grupo de enfermeras quienes pensaron que sería gracioso grabarse mientras se divertían manipulando las caras de los recién nacidos.

Desde Arabia Saudita, el grupo de enfermeras se grababa y compartía en redes sociales videos de sus pacientes indefensos y haciendo expresiones graciosas con sus caras. La reacción de los padres y todo aquel que recibió el video no fue de aceptación, lo que trajo como consecuencia el despido de las personas involucradas en la situación.

¿Y tú qué opinas?