Chicharito fue reemplazado frente al Werder Bremen en una escena realmente entretenida. Moisander, su marcador, no quería dejarle solo.