Circula en redes un video que fue tomado en un autolavado en Rusia, donde se observa el momento en que un conductor de un automóvil BMW tira unos golpes a dos empleados por haber tardado la entrega de su unidad. Uno de ellos murió horas después debido al fuerte golpe que recibió en la cabeza al caer.