Morelia, Michoacán, a 9 de junio de 2018.- La región País de la Monarca es extraordinariamente atractiva y no sólo por tener los santuarios de la Mariposa Monarca, pueblos mágicos, grandes reservas naturales, presas, festivales, ferias y fiestas, además, cuenta con vestigios arqueológicos.

 

San Felipe de los Alzati, tenencia del municipio de Zitácuaro, es un pueblo atractivo que cuenta con una zona arqueológica, cuyo conjunto arquitectónico data del período posclásico tardío, del 1200 a 1500 D.C., y se ubicaba en la frontera entre los Mexicas y Purépechas.

 

De acuerdo con recientes estudios arqueológicos, su función era primordialmente la defensa territorial, en donde posiblemente habitaron asentamientos otomís ya que éstos eran aliados de los purépechas en contra de los mexicas, pero además, era una zona de control para el paso de  mercaderes del centro de México hacia Occidente.

 

Para llegar al sitio arqueológico es necesario tomar la carretera federal con dirección a Zitácuaro, pasando este poblado hay que continuar hacia la población de Curungueo y posteriormente hacia San Felipe los Alzati, desde donde se continúa hasta llegar a la desviación que conduce a Zirahuato, a partir de este punto se recorre aproximadamente 1 kilómetro, hasta localizar el entronque que conduce a la Zona Arqueológica.