#Reportaje: Michoacán, un estado que envejece en la pobreza

Morelia, Mich. 20 de junio de 2017.- En menos de un siglo la esperanza de vida de los mexicanos pasó a ser de 34 años a 75 años, logro que suena favorable, pero resulta alarmante si tomamos en cuenta que 43.7 por ciento de los adultos de 65 años o más en este país está en la pobreza y que la edad promedio se incrementa.

Michoacán un estado donde 7 de cada 10 trabajadores no cuenta con un trabajo formal que le provea un fondo de ahorro para el retiro no está exento de esta preocupación.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), proveídos por su delegado Leobardo Gaytán Guzmán, del año 2000 al 2015 la población de adultos mayores pasó de ser 5.9 por ciento a 8 por ciento de los habitantes de la entidad.

“Las cifras que tenemos nos indican que no solo tenemos más adultos mayores, sino que el porcentaje de jóvenes es cada vez menor, porque en el 2000 la población por debajo de 15 años representaba 36.7 por ciento y ahora es el 29 por ciento”.

Esta situación se ve reflejada también en los programas sociales, pues hasta el cierre del primer cuatrimestre de este año se reportó un padrón  282 mil beneficiarios en el Programa 65 y más, o sea el equivalente al 77 por ciento de la población que se registró en ese rango de edad en la Encuesta Intercensal de 2015 (un total de 366 mil 184 personas).

Dicho programa tuvo una inversión de 325 millones de pesos tan solo en el primer bimestre de este año.

Gerónimo Color Gasca, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social,  señaló que esto es un indicativo del problema social que trata de abatir el gobierno federal, puesto que una de las reglas para que alguien se convierta en beneficiario del programa es no tener pensión de algún otro tipo.

Este requisito podría ser cumplido a futuro por la mayor parte de la Población Económicamente Activa (PEA) de la actualidad, puesto que se calcula que 70 por ciento de los trabajos  de esta entidad son informales, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

A lo anterior se suma que el hecho de tener una pensión laboral no garantiza que esta sea suficiente para vivir, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) lo ideal para vivir cuando uno se retiré es tener in ingreso de por lo menos 60 por ciento de los ingresos que se tenían cuando se laboraba, pero debido a que la aportación base es de 6.5 por ciento el salario de cotización la pensión que se tenga será del 50 por ciento o menos si no se realiza el ahorro voluntario.

Un ejemplo de esta situación es Rogelio Contreras, de 65 años, obrero retirado quien recibe 2 mil pesos mensuales, por lo que se mantiene como criador de ganado a pequeña escala y para ello se para cada día a las 5:00 horas para comenzar a cortar pasto en las orillas del río grande de Morelia con el fin de alimentar a sus vacas.

“Sí cuesta trabajo levantarse, pero ya cuando agarra calor uno le sigue, además a mí siempre me ha gustado la ganadería y creo que lo haría toda la vida”.

Sin embargo reconoce que tiene tres hijos de los cuales solo uno ha cotizado alguna vez en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)  y que de vez en cuando les ayuda económicamente, debido a la escasez de empleo, a esto se suma que entre otras ocupaciones que realiza para combatir la falta de recursos está el de recolectar materiales reciclables para vender.

“Sí, para que lo voy a negar, a veces junto fierros y latas para venderlas, cuando no hay dinero, a veces alcanza para algo, otras no”.

Ejemplos como ese abundan en la ciudad de Morelia, pues es común en un recorrido encontrar ancianos con un carrito de carga lleno de cartón o latas para llevarlas a una recicladora, debido a que sus pensiones, ya sean laborales o de asistencia social, no les son suficientes.

En algunos casos incluso es posible verles buscar en la basura por cartón, plástico o aluminio, como el caso de Odilón Díaz, quien dice recorrer de manera continua el Centro Histórico de Morelia desde la tarde hasta las 01:00 horas cuando regresa a una casa en que le dieron albergue en una colonia popular al poniente de Morelia.

“Yo era albañil, cuando estaba nuevo, pero ya tengo 99 años y ya se pasó esa época, ahora nada más juntamos periódico y botes (…) y ya me ando acostando a la una o dos de la mañana arrimado en una casa en que me dejan quedar”.

Si se piensa ahorrar la situación es complicada, puesto que además 38.1 por ciento de los trabajadores de Michoacán no ganan lo suficiente para pagar la canasta básica, por ende no cuentan con reservas extras para pensar en una pensión.

No obstante el Inegi reporta que 43.8 por ciento de los hogares que reportan tener como habitante a una persona de 60 años o más reciben ingresos por programas gubernamentales.

La estrategia debería apuntar, entonces a aprovechar la mejora de las condiciones de salud de los trabajadores jóvenes y a reforzar la creación de trabajo formal, detalló Color Gasca.

“Todo parece indicar que los mexicanos viviremos más, pues también entiendo que nuestra vida productiva va a tener un mayor alcance que ahora, por eso ahora todos en la sociedad debemos tener una constante preocupación por nuestra salud (…) lo que también es importante para el ahorro familiar”.

De acuerdo con las estadísticas del Inegi  33.6 por ciento de los adultos de 60 años o más trabaja, la mitad de ellos sin prestaciones y solamente 11.4 por ciento de los que aún trabajan cuentan con los recursos para tener un negocio propio.

Cada vez más adultos mayores dependen de los jóvenes

Debido a sus problemas de salud o a la dificultad para poder trabajar cada vez son más los adultos mayores que dependen de los michoacanos en edad productiva (entre 15 y 64 años),  según el Inegi.

El representante del instituto, Gaytán Guzmán, explicó que por cada 100 personas  entre 15 y 64 años de edad hay 13 adultos mayores que dependen económicamente de ellos.

En el año 2000 había 10 adultos mayores que dependían económicamente de alguien, por cada 100 personas de entre 15 y 64 años de edad.

En cambio la cantidad de niños de 14 años o menos que dependen económicamente de una persona se redujo.

En el año 2000 por cada 100 personas en edad productiva había 64 niños que requerían que los mantuvieran, mientras que para la encuesta intercensal de 2015, la cifra de niños dependientes se redujo a 46 por cada 100 personas entre los 15 y 64 años.

Se mueve la edad mediana

La mitad de los michoacanos tienen 26 años o menos, por lo que esta se considera en términos estadísticos la edad mediana de los habitantes de la entidad.

Sin embargo esta era menor en el 2000 cuando la mitad de los michoacanos tenían 21 años o menos.

Sin embargo el representante del Inegi detalló que  hay 43 municipios de Michoacán donde la edad mediana es superior a los 26 años, entre los cuales destaca Huaniqueo, donde esta se sitúa en 37 años.

Datos duros

En Michoacán

366,184 adultos mayores hay en el estado

282,000 adultos mayores reciben pensión del Programa 65 y más

En el país

5.7 millones habitantes de 65 o más años

43.7% de los ancianos sufren pobreza multifactorial

26.5% son vulnerables por carencia social

7.5% son vulnerables por carencia de ingresos

22.3% son considerados no pobres y no vulnerables.

RED 113 MICHOACÁN/Javier Magaña

Te puede interesar

Madre e hijo viven juntos en el asilo, ella tiene 98 y él 80

Estados Unidos 30 de octubre de 2017.- Tom Keating nació cuando su madre apenas tenía …