Ciudad de México, a 05 de marzo de 2018.- El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inauguró el 29º Congreso Nacional de Ingeniería Civil “Planeación, Ética e Innovación para un Desarrollo Equitativo y Sustentable”, en el que expresó su reconocimiento a los ingenieros civiles mexicanos por ser parte activa del desarrollo del país.

Desde el primer día de la Administración “tuve muy claro que para lograr lo que nos proponíamos, dependíamos al 100 por ciento de la capacidad de nuestros ingenieros, de su talento, de su creatividad, de su capacidad”: EPN

La ingeniería civil ha estado en el corazón de los logros que se propuso alcanzar el Pacto por México. El proyecto de transformación del país implica, además de la ingeniería civil, cambios estructurales, profundos, y nuevos cimientos.

“Emitimos un bono que nos permitió alcanzar 50 mil millones de pesos adicionales para poder modernizar, remodelar y edificar 33 mil planteles en todo el país, en donde se atiende a poco más del 40 por ciento de la matricula educativa de educación básica de nuestro país”: EPN

En el sector de las telecomunicaciones, la disminución en más de 40 por ciento de los costos de telefonía y el crecimiento de más de 30 millones de usuarios de internet hubiera sido imposible sin la construcción de nuevas torres de transmisión, redes de fibra óptica y estaciones base.

La implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio no habría podido llevarse a cabo sin la construcción de 800 nuevas salas para juicios orales.

“Hace cinco años iniciamos una nueva era en la construcción de grandes obras y modernos proyectos de ingeniería. Lo hicimos a partir de un principio básico: en el desarrollo de infraestructura, el Gobierno ya no puede ir solo, se requiere de un gran esfuerzo nacional en el que la iniciativa privada es central en su participación”: EPN

Con la iniciativa privada se han desarrollado proyectos de ingeniería civil que trascenderán este sexenio y que beneficiarán a muchas generaciones de mexicanos. Algunos ejemplos:

  • A final de esta Administración se habrán construido cinco mil 500 kilómetros de nuevas autopistas y carreteras, el equivalente a la distancia entre la Ciudad de México y Alaska.
  • Se habrá duplicado la capacidad de los puertos, al pasar de 260 a 520 millones de toneladas. Mover esta cantidad de carga equivale a desplazar alrededor de 50 contenedores por minuto.
  • El Tren Interurbano México-Toluca y el Tren Ligero de Guadalajaratransportarán a 84 millones de pasajeros al año, el equivalente a dos terceras partes de nuestra población.
  • Se han comprometido prácticamente 200 mil millones de dólares en inversiones del sector privado solamente en el sector energético, en materia de hidrocarburos y en materia de electricidad; en materia de generación de energías limpias. Ello permitirá perforar 30 nuevos pozos marinos e incrementar en 10 por ciento la capacidad de generación eléctrica en los próximos tres años.
  • La ampliación de la red de distribución ha permitido llevar agua potable al 94 por ciento de la población.
  • El Túnel Emisor Oriente y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Atotonilco, la tercera más grande del mundo, son ya emblemas de la ingeniería hidráulica mexicana.
  • Apoyado en la expansión que ha tenido la infraestructura aeroportuaria, el transporte aéreo de pasajeros ha crecido 60 por ciento y hoy se cuenta con más de mil nuevas rutas nacionales e internacionales.