Escocia.- Un frenético granjero Bruce Grubb vio un tigre reposando entre sus vacas y realizó una llamada a los policías quien bajo sospecha de si era cierto o no, acudieron a su auxilio, todo para descubrir que la bestia era un muñeco de peluche después de durante 45 minutos de tenerla bajo observación.

Bruce, quien se mudó a su cabaña en la granja cerca de Peterhead, Aberdeenshire, hace tres semanas, invitó a sus amigos a una inauguración cuando el drama se desarrolló el sábado por la noche.

El granjero salió a revisar sus vacas y descubrió un tigre entre las vacas, las fotografías de dicho Tigre fueron enviadas a la sala de control y un sargento experto confirmó que definitivamente era real.

Las actualizaciones de radio comenzaron a aparecer y afirman que no estaba claro si el Tigre había comido ganado, pero parecía estar bien alimentado y se veían las orejas temblar, pero aparte de eso, estaba muy tranquilo. Después de un tiempo, un Sargento que suena bastante avergonzado sale al aire y declara que en verdad fue un peluche.