Florida, EUA.- El Departamento de Conservación del Suroeste de la Florida (Conservancy of Southwest Florida), dedicada a la conservación del agua y la vida silvestre, ha documentado una pitón birmana tragándose un ciervo de cola blanca que pesaba más que ella. Los expertos creen que es un caso único ya que es la primera vez en la que se puede documentar una relación depredador-presa de estas características en las pitones birmanas o en cualquier tipo de pitón, informa la asociación en su muro de Facebook.

El equipo de Conservancy of Southwest Florida comprobó que el cervatillo pesaba poco más de 15 kilogramos (35 libras) mientras que la pitón birmana andaba por 14,29 kg (31 libras). Esto lleva a pensar que puede atacar a los ciervos jóvenes antes de que estos logren aparearse por lo que se reduciría su población en los Everglades.

Con información del Conservancy of Southwest Florida y de www.cibercuba.com