El boxeador mexicano prefirió no pelear el combate el próximo 5 de mayo contra Golovkin.

Se anunció que no boxeara en la  T-Mobile Arena para enfrentar a Golovkin. Su abogado Ricardo Cestero, el doctor Miguel Ángel Nazul y el presidente de Golden Boy Promotions,  Eric Gómez,  acompañaron a Canelo durante su anuncio. Así mismo se dijo de una posible nueva fecha para la revancha que podría ser en agosto o septiembre, esto dependiendo de la audiencia del 15 de Abril.

Con sus propias palabras, el boxeador dijo: “La pelea está cancelada. Soy un peleador limpio. Ofrezco una disculpa a todos los involucrados y acataré todo lo que la Comisión de Nevada disponga. Tomaré más precaución en el futuro” añadiéndole  “Esto me pesa mucho, la pelea, la revancha tendrá que esperar y estoy decepcionado y triste porque me he estado preparando para esta pelea muy duro, para demostrar que soy el mejor peso medio del mundo”