México.- Durante una entrevista con el semanario alemán Die Zeit, El papa Francisco se mostró abierto a la posibilidad de aceptae a hombres casados como ministros en la iglesia católica, ante el poco éxito de los últimos años para acercar a los jóvenes a la vocación sacerdotal.

“Debemos analizar si los ‘viri probati’ son una posibilidad y también debemos establecer cuáles tareas podrían asumir, por ejemplo en comunidades aisladas. La Iglesia siempre debe reconocer el momento justo en el que el espíritu pide algo”, señaló el líder de la iglesia católica.

Sin embargo, apuntó que abolir el celibato sacerdotal “no es la solución” a la falta de sacerdotes, pues se trata de un problema de varios factores.

En otro tema, se refirió a los carteles críticos con su rostro que aparecieron por Roma hace unas semanas, al asegurar que no pierde “la paz ni el sentido del humor” y que reza por nunca perderlos.

Finalmente, lamentó el ascenso de opciones populistas en el mundo. “Estos son los grandes líderes que son capaces de llevar adelante el bien del país sin estar ellos en el centro. Sin ser mesías: el populismo es malo, al final termina mal, como nos demuestra el siglo pasado”.

 

 

 

Con información:Excélsior