Egipto. 09 de enero de 2018.- Una extraña tormenta de invierno provocó una fuerte caída de nieve que dejó al desierto del Sahara cubierto de blanco.

Es la tercera vez en casi 40 años que las dunas de arena roja de la desértica ciudad argelina de Ain Sefra quedan cubiertas de nieve, según consigna Daily Mail.

“Estábamos realmente sorprendidos cuando nos despertamos para ver la nieve nuevamente. Permaneció todo el día domingo y comenzó a derretirse alrededor de las 5 p.m.”, relató.

La nieve comenzó a caer en las primeras horas del domingo y rápidamente se asentó en la arena.

La ciudad conocida como “La entrada al desierto” vivió un episodio similar en 2016, cuando una fuerte caída de nieve, luego de la Navidad, provocó caos en las rutas y acceso.

En enero de 2017, las dunas se volvieron a teñir de blanco. Los más chicos aprovecharon para hacer muñecos de nieve.

Pero antes de esos episodios, la última vez que Ain Sefra había visto nieve fue en febrero de 1979.

Con información de Infobae