Tienes el derecho a acceder a las tecnologías de la información, a Internet; pero también tienes derecho a hacerlo con seguridad, con tu nombre y datos protegidos. Por eso, defiéndete y no caigas en la trampa de los ciberacosadores, porque las consecuencias pueden ser muy negativas para ti.

Ten cuidado en los chats y en las redes sociales porque no toda la gente es quien dice ser.  Por eso, sigue estos sencillos consejos:

  • Cuida tus datos personales, tu nombre, dirección de tu casa, teléfono, fotos, quienes son tus familiares.
  • Cambia constantemente tus contraseñas.
  • Busca tu nombre en línea y fíjate bien donde apareces. Si no es un lugar adecuado, platica con la persona a quien más confianza le tengas.
  • No platiques cuál es tu escuela, que estudias y quienes son tus amigas y amigos en la vida real.
  • Platica con tus papás o las personas que ya conoces y les tienes confianza sobre lo que haces en Internet y a quienes estás conociendo: qué te preguntan, qué es lo que les interesa de ti.
  • A la menor señal de que alguien quiere que hagas algo que no te gustaría hacer, como “pruebas de amor” o “de amistad”, platícaselo a la persona adulta en quien más confíes.
  • Pide consejo y no contactes más a esa gente.

Sigue estos consejos, cuídate y disfruta tu navegación.

Basado en material de www.gob.mx y de pantallasamigas.net.

Fotografía de portada: @rogelioguedea

Artículo 13., XX. Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. #NNA #SIPINNA